Planta Esacero/ Fotografía: Andrea Ariza

Visitamos a Esacero

Logo Esacero/ Fuente: Esacero

Calidad e innovación definen los lineamientos de esta empresa.

Esacero, presente en las grandes obras de Ecuador, abrió sus puertas a Mundo Constructor para enseñar sus últimos avances en producción.

Planta Esacero/ Fotografía: Andrea Ariza

Hace tres décadas un proyecto para desarrollar una cultivadora de papas juntó a dos ingenieros mecánicos de la Escuela Politécnica Nacional. Ese emprendimiento que, fue su tesis de grado, no prosperó. Sin embargo, dio paso a una industria cuyo desarrollo, en la actualidad, sobrepasa altos estándares internacionales.

Uno de los primeros trabajos llevados a cabo por los flamantes socios fue la elaboración de estructuras para invernaderos. Tras 10 años de aprendizaje y arduo trabajo, los fundadores de ESACERO, emprenden en nuevos campos, específicamente, en el petrolero. Allí quedó demostrada su versatilidad pues se especializaron en soportes para tubería, cuartos de control, galpones, estructuras de campamentos, entre otros. Sus servicios han sido requeridos por empresas como PetroEcuador, PetroAmazonas, Andes Petroleum, OXY, Agip, Schlumberger, por mencionar unas cuantas.

El servicio brindado a los clientes es, prácticamente, ‘un traje a la medida’, asegura Daniel Palacios, gerente de Operaciones de ESACERO. Empieza por el cálculo exacto de las estructuras necesarias, las cuales son diseñadas en el Departamento de Ingeniería, continúa con la fabricación y termina con el montaje, del cual la firma puede encargarse, gracias a que cuenta con logística propia.

La manufactura

Como toda elaboración de un artículo, el de las estructuras metálicas inicia con la recepción de materia prima (tubería, planchas, ángulos, etc.). Estas son llevadas al área de corte, de tipo sierra o plasma. Lo que viene, es el preparado de placas, efectuado en una máquina alemana, de alta precisión con tecnología CNC. El siguiente paso es el armado, donde se efectúa un preensamble de la estructura metálica, allí se comprueba que todo esté de acuerdo al plano de ingeniería.

Una vez examinada la correcta unión de las piezas se procede al remate y soldadura. El producto continúa hacia el sector de limpieza y, al final, concluye con el recubrimiento, en el que se presentan dos opciones: pintura o galvanizado en caliente.

Somos una industria que aporta con desarrollo y trabajo al país. Prueba de aquello, es la inversión de USD 6 millones en líneas automatizadas”.

Un hito

Una megaestructura se levanta sobre el río Napo. Exactamente, allí se ubica un puente que requirió 420 mil perforaciones y 240 mil pernos, y que tuvo 0 % de errores en su ensamblaje. A su vez, requirió de 3.000 toneladas de acero, producidas en ESACERO, que trabajó en conjunto con Fopeca y Semaica. Palacios recuerda que el proyecto, inaugurado en 2012, iba a adjudicarse a una firma alemana. Sin embargo, la industria local se unió, logró competir y ganar el concurso.

Al final se levantó una estructura de 740 m de longitud, siendo el puente atirantado más largo de Ecuador. Lo sostienen 96 cables de acero, desde dos torres de 85 m de altura cada una. Es una clara muestra de la experiencia de ESACERO en la elaboración de puentes.

Bandejas portacables

Tras una década de adquirir confianza y experiencia en el manejo del acero y aluminio, la compañía incursiona en un mercado nuevo: bandejas portacables. Hasta esa fecha esos insumos debían importarse, frente a ello, ESACERO crea METALECTRO, para aprovisionar al mercado local. Precisamente, en esa línea productiva, el año pasado, realizó una inversión de USD 6 millones en maquinaria alemana e italiana, gracias a lo cual la firma se convirtió en la empresa más automatizada en la Región Andina, destaca Palacios.

Antes, al ensamblar las bandejas de acero o aluminio requerían de cuatro a cinco operarios para armar  entre 80 y 100, en un turno de 10 horas, ahora, una pieza está lista en un minuto. La modernización de la planta ha generado múltiples beneficios, debido a que las máquinas son ecoamigables, pues consumen menos energía y tienen licencias ‘verdes’, que facilitaron la obtención de certificaciones internacionales.

La experiencia adquirida nos permite ser versátiles y servir a diferentes mercados. Iniciamos en campos petroleros, pasamos a puentes y ahora, atendemos a la naciente industria minera”.

El servicio

El valor agregado tanto de ESACERO como de METALECTRO es la calidad y la garantía, diferenciadores que las han posicionado como las preferidas en el sector petrolero, industrial y, últimamente, minero. En este último fue responsable de una parte de las estructuras que se levantaron en el proyecto Fruta del Norte, a cargo de la canadiense Lundin Gold. Cuando inicie su explotación, a finales de 2019, se extraerán 300.000 onzas de oro al año.

Las cualidades de ESACERO han sido reconocidas en otros países de la Región, hace una década incursionaron por primera vez en Colombia. En Panamá, hace muy poco tiempo, formaron parte, con sus bandejas portacables, de la ampliación del Aeropuerto Internacional de Tocumen.

Las certificaciones

Para incursionar en mercados internacionales, se sometieron a la certificación estadounidense Underwriters Laboratories (UL). Parte del proceso consistió en el envío de muestras a Nueva York. Tras un año de controles obtuvieron el certificado, siendo la única empresa ecuatoriana, fabricadora de bandejas portacables, en poseerla. Para garantizar la excelencia, la UL hace tres visitas aleatorias al año para control de calidad. Además, es destacable que, en coordinación con el INEN, en 2010, la empresa desarrolló las primeras normas nacionales sobre bandejas portacables, ahora, ostenta, también, la ISO 9001:2015 y la ISO 45001:2018. 

Fuente: José Guaygua Salinas

Fotografías: Andrea Ariza

1Comment
  • Jorge Flores Peñaherrera
    Posted at 13:10h, 10 October Reply

    Me interesa conversar con ustedes. Cuento con un proyecto en trámite de aprobación en el ex IEPI, DE RECONOCIMIENTO DE propiedad intelectual.
    Proyecto novedoso y aplicable al campo de la construcción, con una amplísima y sin numeo de posibilidades que crearía un campo de posibilidades de aplicación nuevo,
    Si tienen interés comuníquese con Jorge Flores Peñaherrera, soy arquitecto.

Post A Comment