Visitamos a: Acería del Ecuador C.A. ADELCA – Planta Milagro

EN UNA VISITA PRIVILEGIADA, ADELCA ABRIÓ SUS PUERTAS A REVISTA EKOS Y MUNDO CONSTRUCTOR, CON EL FIN DE CONOCER SU NUEVA PLANTA DE ACERÍA EN MILAGRO, LA MÁS GRANDE DEL PAÍS.

 

Con más de 53 años en el mercado ecuatoriano, Acería del Ecuador C.A. ADELCA traza un innovador legado empresarial junto a ejes de industrialización de élite. Su afán ha permanecido intacto: satisfacer -con los más alto estándares- las necesidades del sector de la construcción desde el área siderúrgica. A fines de 1963, bajo el liderazgo de Patricio Avellán, se consolidó una organización considerada como pionera en la industria desde la fundación de su primera planta en Alóag, provincia de Pichincha. Lo que arrancó como una compañía que en 1966 producía 6.000 tm de varilla al año en un galpón de 20 x 60 m -de la mano de 120 empleadoshoy es un referente en la región, que apuesta al permanente perfeccionamiento de sus sistemas productivos a través de una nueva planta de acería, catalogada como la más grande del país.

 

Ubicada en el corazón de San Francisco de Milagro, provincia del Guayas, a 40 km de la Perla del Pacífico, el posicionamiento estratégico de esta infraestructura se extiende en aproximadamente 70 ha. Cuenta con tecnología de punta de origen italiano, que cumple con las normativas europeas medioambientales. El espacio se divide en: planta (62 ha), área de Responsabilidad Social (cuatro ha) y parqueaderos para trailers (4 ha). Hasta el momento, el área afectada por construcciones asciende a 25 ha.

Emprender este megaproyecto desde el 2012, con una inversión total que asciende a USD 130 millones, no fue tarea fácil. Se eligió esta locación por su acceso rápido a puertos por donde ingresan diversas materias primas. Por otro lado, es vital la cercanía con Guayaquil, una de las ciudades más importantes del país. La empresa acoge a más de 1.540 colaboradores en su totalidad, de los cuales cerca de 200 pertenecen a la planta costera. Presenta como uno de sus objetivos claves la sustitución de la importación masiva de alambrón de acero, con el fin de evitar la salida de más de USD 100 millones del territorio nacional y contribuir a la balanza comercial.

 

PASO A PASO:

Dentro de su engranaje productivo -reciclaje de chatarra, fundición, producción y comercialización- la planta de Milagro se caracteriza por la elaboración masiva de alambrón, generado tras el proceso de laminación de la palanquilla que, a diferencia de la varilla, se almacena en forma de rollo. El alambrón resultante se transformará, finalmente, en rollos trefilados, alambre, clavos y malla electrosoldada.

RESPONSABILIDAD SOCIAL Y AMBIENTAL

Bajo la perspectiva de Javier García, Director de la planta de Milagro, Adelca apunta al desarrollo económico y social de la zona junto a diversos programas laborales dentro de las actividades de recolección y acopio de chatarra, conocido como Club de Recicladores, el cual genera entre 7.000 a 8.000 empleos a escala nacional. Junto a la empresa, 5.000 familias ecuatorianas se benefician por el proyecto de acería y la actividad de reciclaje de chatarra ferrosa, planteamiento que genera empleos directos e indirectos, cuenta. “Esta es una práctica sustentable para el planeta y permite obtener materia prima local y elaborar nuevos elementos de acero”, enfatiza.

 

El Club de Recicladores, al igual que todos los colaboradores, cuenta con beneficios institucionales bajo temáticas de Responsabilidad Social y salud corporativa como capacitaciones constantes, centros médicos y vestimenta adecuada para sus labores diarias. Además, García asegura que la empresa planea la construcción de canchas recreacionales, al igual que un centro de cómputo gratuito para la población de Milagro. “Nuestra fuerza laboral se beneficia de incentivos como el comedor comunitario y la promoción de buenas prácticas de manufactura, además de iniciativas de seguridad vial para consolidar una cultura preventiva entre todos nuestros colaboradores”.

 

Por otra parte, Adelca Milagro presenta un porcentaje de emisión de partículas 10 veces menor al límite exigido por la normativa ecuatoriana, gracias a la implementación de tecnología continua. La entidad planea la colocación de una planta de tratamiento para el control de humos, con el objetivo de filtrar todas las emisiones generadas por la fundición de elementos. Asimismo, el accionar ambiental de la empresa muestra aspectos positivos, ya que sus nuevas instalaciones cuentan con sistemas para manejo sostenible de agua a través de pozos propios y plantas de tratamiento (disminuir residuos de escoria y polvos de acería).

 

La producción de Adelca en sus dos plantas permite abastecer a la demanda local mediante un proceso de sustitución de importaciones. A más de cubrir las necesidades locales, reduce las presiones que se dan tanto en materia de Balanza Comercial y Balanza de Pagos. Gracias a los esfuerzos realizados por la industria local, las importaciones de fundición hierro y acero mantienen una tendencia a la baja, tanto en toneladas métricas como en USD millones.

 

Sin comentarios

Publicar comentario