Una nueva obra vial comunica el norte y el centro – sur del Ecuador

 

Una nueva obra vial de casi 60 kilómetros, que comunica al norte del Ecuador con el centro – sur del país, se habilitó para descongestionar el tráfico vehicular en las cercanías de los centros urbanos de los alrededores de Quito.

 

Se trata del proyecto de ampliación Colibrí – Pifo – Santa Rosa de Cusubamba, ubicado en la provincia de Pichincha, al nororiente de la capital ecuatoriana, en el que se invirtió más de USD 168 millones.

 

Se están terminando detalles adicionales a la obra vial como pasos peatonales, instalaciones eléctricas, que estarán listas para fin de año, para la inauguración oficial en 2016, así lo anunció Walter Solis, ministro de Transporte y Obras Públicas. El final de la obra cumple con los plazos establecidos desde un inicio, pues el contrato se cumple en noviembre y las obras se han ido entregando por tramos.

 

La obra comprende tramos desde El Colibrí hasta el sector de San Carlos, que son 32 kilómetros, a los que se agregan las longitudes que corresponden a los pasos laterales de Pifo y Palugo más las ampliaciones de la Y de Baeza, de Pifo – Tababela, Tababela – San Carlos, y 20 Kilómetros de rehabilitación, que se han hecho desde San Carlos hasta Cusubamba.

 

El tiempo de acceso al aeropuerto se ha optimizado en un 40 % con la ampliación de la nueva vía, que se articula al sistema central de la vía Panamericana, en proceso de rehabilitación desde Rumichaca (viaducto transfronterizo entre Ecuador y Colombia) hasta Ambato, en el centro sur ecuatoriano.

 

“Todas estas obras se trabajan 24 horas al día”, dijo Marcelo Herdoíza, director de la empresa Panavial, que tiene en Ecuador la concesión de la vía Panamericana.

 

Con esto “no todo el tráfico de la Panamericana entra por el medio de las ciudades como, por ejemplo, Latacunga, Salcedo, Palugo, Pifo; entonces se evitan riesgos y accidentes, la población está más segura en ese sentido, y se disminuye la contaminación ambiental”, agregó.

 

Explicó además que “un paso lateral permite mantener una velocidad continua entre 90 a 100 kilómetros por hora, es decir, es una carretera tipo autopista con parterre central de tres metros -muchos casos de seis carriles, en otros casos de ocho carriles- con intercambiadores modernos que permiten giros en todos sentidos”.

 

Artículo originalmente publicado por: andes.info

No Comments

Post A Comment