Tommy Schwarzkopf

 

 

Ya han pasado cuatro décadas desde que diseñó sus primeros proyectos, pero cada vez que pasa por enfrente de ellos, siente una enorme satisfacción al ver que se mantienen vivos y que son parte del ornato de la ciudad. Tommy dio vida a Uribe & Schwarzkopf en 1973, junto a dos socios, cuando Quito era una ciudad pequeña. Sin embargo, había enormes oportunidades en la construcción de condominios y de viviendas multifamiliares. Su visión y su gran tenacidad hicieron que su trabajo transgreda en el tiempo.

 

Desde el inicio, Tommy llevó las riendas de U&S como Presidente Ejecutivo. Parte importante de su gestión se centró en que la firma funcione sin él. "Si bien esta es una empresa familiar, me he encargado de delegar funciones a jóvenes arquitectos muy talentosos. Ya no soy una pieza fundamental dentro de ella", añade. Muestra de ello son proyectos nuevos como Metropolitan o Gaia, los cuales están en manos de sus sucesores.

 

Por ahora, el enorme desafío que tiene Tommy para la firma es que forme parte de los cambios urbanísticos de Quito, los cuales se basarán"en una zonificación en altura, polos de desarrollo bien marcados, ciudades satélites adjuntas que estén ligadas por autopistas y el aprovechamiento de espacios verdes", finaliza. 

 

 

 

 
No Comments

Post A Comment