Tipos de martillos

Hoy en día, existe una gran variedad de martillos para cada oficio, profesión y aplicación. Esta herramienta tiene como origen a la antigua hacha paleolítica, un artefacto que en la Edad de Hierro diseccionó su utilidad y composición entre martillos y hachas.

Partes de un Martillo

Los martillos se componen de una cabeza metálica o maciza de materiales compactos – maderas duras, piedras, metales-  y un mango para dirigir el impacto. Este último, suele estar compuesto por madera, aunque actualmente se oferta en compuestos plásticos y  empuñaduras con “grip”. 

En la cabeza del martillo se encuentra una parte central vacía denominada ojo, donde se aloja el mango y dos partes opuestas constituidas por una masa contundente y otra afinada. La parte contundente es lo que se denomina mocheta o cotillo y cuando está entera y rectangular constituye la peña.

Tipos de martillos de acuerdo a su composición

Martillos simples: se utilizan indistintamente para trabajos de cerrajería, carpintería y ebanistería. A una mocheta cuadrangular se opone una peña rectangular deprimida.

Martillos para oficios de metal: se componen de una mocheta circular que se opone a una peña vertical u horizontal.

Martillo de bola: utilizado en oficios mecánicos, emplea una peña semicircular.

Martillo tipo maceta de albañil: capaz de percutir y penetrar accesorios en materiales pétreos, su cabeza es de extremos equilibrados e iguales.

Tas: encargado de recibir los impactos de la maza o de un martillo por detrás de la pieza que se golpea. Es similar a un yunque portátil.

Martillo universal para bricolador: parecido a los martillos tradicionales. Su mango es de material plástico y cuenta con agujeros que impiden la transmisión del impacto.

Martillos de mocheta y orejas: empleados por embaladores y en el arranque de clavos. Se deberá utilizar una mocheta cilíndrica o cuadrangular, dependiendo del tipo de clavo a usar.

Martillo de tramoyista: utilizado en trabajos de acabados.

Martillo de tramoyista: utilizado en trabajos de acabados.

Martillo de planchista: posee doble mocheta – rectangular y cilíndrica- para golpear superficies maleables.

Cabe recalcar que, los tipos de martillos también suelen clasificarse por el peso de su cabeza, dado que este factor se relacionará con el impacto causado.

Fotografía: Envato Elements

No Comments

Post A Comment