Tipos de encofrados para moldear el hormigón visto

La fascinación de los arquitectos por el hormigón a la vista no es nueva y parece que no terminará pronto.Conozca los encofrados más utilizados para crear superficies expuestas de concreto.

Al especificar una superficie de hormigón visto, quizás lo que más interfiere con el resultado final es el encofrado o moldaje utilizado. Existe un mundo de posibilidades entre los tableros de madera y los moldes metálicos modulares, que entregan superficies con texturas rústicas o terminaciones lisas.

En teoría, cualquier superficie impermeable puede ser un encofrado; una puerta, un trozo de baldosas e incluso telas resistentes y moldes ligeros pueden funcionar. Es importante tener en cuenta, además de la estética deseada, la sostenibilidad y el costo del sistema elegido.

Estos son los encofrados más utilizados para crear superficies expuestas de concreto:

Foto: GMG

Encofrados de madera

Son los tipos más comunes y económicos para trabajos de menor escala. Se pueden fabricar con tablas o tableros de madera contrachapada. En el caso de las tablas, las dimensiones de cada pieza y sus encuentros pueden crear patrones bastante diferentes.

El uso de tablas con más o menos nudos e imperfecciones hará una gran diferencia en el resultado final. Al optar por los tableros, los más utilizados son los plastificados, ya que entregan un mejor resultado a la superficie expuesta luego del desmolde.

Una desventaja importante es que la madera tiene un límite en relación a su reciclaje. Generalmente, los tableros no pueden ser reutilizados más de 3 veces y los tableros plastificados, más de tres o cuatro veces. El uso de desmoldantes o desencofrantes aumenta las posibilidades de reutilización.

 

Foto: Fierros Molina

Encofrados metálicos

Al ser mucho más caros y al entregar una reutilización casi ilimitada, los encofrados de metal generalmente son arrendados. Una gran ventaja es que pueden ser ensamblados y desmontados muy rápidamente, proporcionando una superficie muy lisa.

Una de sus características, que generalmente es valorada estéticamente, son los agujeros ubicados regularmente, que no son más que un vestigio de su fijación a cada apuntalamiento.

 

Foto: El Comercio

Encofrados de papel

Hasta hace algún tiempo, cuando el arquitecto optaba por pilares de sección redonda, esto se transformaba en un gran dolor de cabeza para el carpintero responsable de los encofrados de madera, ya que el moldaje de la sección redonda generalmente se ensamblaba a partir de varios pequeños segmentos rectos, utilizando tablas.

Los encofrados de cartón, en cambio, son muy efectivos para crear formas curvas, presentando una resistencia similar a la de la madera y actuando favorablemente frente a la humedad de la mezcla de concreto. Sirven generalmente para un único uso.

 

Foto: Alibaba.com

Encofrados de plástico

Los encofrados plásticos se utilizan generalmente en losas acanaladas. Garantizan una superficie muy lisa, una buena estanqueidad y la perfección geométrica de los elementos estructurales, además de una buena resistencia. Otro gran beneficio es su reutilización, ya que puede usarse innumerables veces.

Como mencionamos anteriormente, la elección de un encofrado dependerá de varios factores que deben preverse en cada proyecto, junto a los responsables del diseño estructural.

Los encofrados correctos deben mantener la geometría de cada pieza, además de soportar el gran peso del hormigón fresco. Antes de verter, los moldes deben estar limpios y humedecidos, y siempre es prudente verificar que estén bien bloqueados y apuntalados para obtener el resultado esperado sin encontrarse con sorpresas desagradables.

No Comments

Post A Comment