Tipos de cocinas, su distribución y qué se debe mirar

Para conocer los tipos de cocinas que nos brinda el mercado, tenemos que entender los principios de cómo se distribuye una cocina funcional y para eso, los proyectistas utiliza el “triángulo de trabajo” forma la ubicación de las zonas de trabajo y la distancia entre ellas.

En la división de la cocina debe destacar tres zonas bien definidas; una para almacenamiento de alimentos (despensa – frigorífico – congelador), otra de lavado (Comprende fregadero y lavavajillas) y zona de cocción (El horno, placa, microondas). Así se crea una estructura práctica para cocinar.

Para que el triángulo funcione de una forma óptima sobre la zona de labor, la suma de sus 3 lados no debe ser mayor de unos 8 metros, y, por separado, espacio recomendado es de 1,20 metros (espacio mínimo de trabajo es 90 cm), ni mayor de los 2,70 metros de distancia.

Cocinas en línea

Está considerada por excelencia la más tradicional de todas, y, de hecho, históricamente la cocina en línea (3, 4 y 5 metros de longitud) es uno de los tipos más utilizados en las casas de todo el mundo.

Es la opción recomendada para viviendas rectangulares con estancias estrechas. Perfectas en espacios menores de 2 metros (entre frentes) y recuerda que para un almacenaje óptimo, se deben de utilizar armarios altos pero sin exceder.

La división del mobiliario en la distribución de una cocina lineal deberíamos mirar tres puntos

La zona de almacenaje debe de estar cerca de la entrada – puerta (importante que la nevera esté cerca de la entrada)

Zona de cocción en la parte central (tendríamos a mano izquierda todos los alimentos para cocinar y a mano derecha, zona de limpieza con armarios donde están los utensilios, cacerolas, etc)

Y el lavado, en la parte derecha (que normalmente encontraríamos la ventana y puerta acceso lavadero aportando luz a la estancia)

Aquellas cocinas en línea recta que son abiertas al salón comedor no se deben utilizar demasiados muebles altos (visualmente producimos una carga estética), estanterías cerradas y los electrodomésticos integrados en una torre (horno y microondas) junto a la nevera.

La cocina de una hilera tiene ciertas ventajas y desventajas dentro de los modelos de tipos de cocinas domésticas, que son:

Ventajas

-Ideales para espacios estrechos menores de 2 metros.

-Se integra muy bien con espacios abiertos (salón comedor).

-Limitaciones a la hora del almacenamiento.

-Si se practica una mala distribución tendremos problemas a la hora de trabajar.

Desventajas

-Su instalación es barata y sencilla (en la mayoría de los casos, son las cocinas en venta más baratas del mercado).

-Su limpieza es muy fácil al no tener rincones ni recovecos.

-En las cocinas lineales se trabaja y cocina muy bien.

-Pueden ser cargantes visualmente si excedemos en muebles altos.

-Dificultades de trabajo cuando cocinan diferentes personas.

Cocinas en paralelo o 2 frentes

Son aptas para espacios rectangulares y con un ancho, frente a frente, suficiente para poder cocinar tranquilamente o estancias que tengas dos puertas opuestas.

Ventajas

La opción es: una línea de frente, zona de cocción, y la segunda línea, ya encontraríamos la zona de lavado y almacenamiento (se sitúan los elementos “fríos” conjuntamente).

El ideal en las distribuciones cocina en paralelo es: zona principal y frente, tarará zona de cocción y lavado (mejor cerca de ventana o entrada de luz), y espaldas, zona de almacenamiento (nevera cerca de puerta de entrada)

Considerar que:

Las zonas de trabajo en las cocinas en paralelo y su división puede ser casi perfecta, hay que tener especial cuidado en la distancia existente entre las dos líneas de frente. Debe de tener un mínimo de 1,20 para poder moverse con soltura ni mayor de los 2,70 m de distancia (que ya es mucho).

Ventajas

-Podemos convertir un pasillo del hogar en una cocina versátil cómoda y práctica.

-Su instalación es relativamente barata y sencilla.

-Su limpieza es fácil al no tener rincones ni recovecos.

-En las cocinas de dos frentes pueden operar diferentes personas en la cocina sin problemas

-Son aptas para ser abiertas al salón comedor en una de sus caras laterales.

-Ideales para espacios estrechos mayores de 3 metros entre paredes.

-Casan muy bien con los modelos de cocinas integrales permitiendo una ubicación casi ideal.

Desventajas

-Cuidado en la colocación de los electrodomésticos.

-Ancho obligatorio entre líneas debe de ser 1,20 metros (El mínimo puede ser 90 cm, pero se recomienda la distancia indicada)

Son aptas para estancias amplias donde podemos aprovechar al máximo las esquinas. También permiten incluir una mesa de comedor o una isla de almacenaje central.

En los últimos años, la cocina en L se ha vuelto una tendencia muy común cuando se practican reformas en viviendas donde se une el espacio del salón y comedor con la cocina.

Cocinas en L

-Recuerda tener cuidado con los muebles superiores y no añadirlos en exceso, y, si es posible, no añadir una armariada sobre el fregadero y bancada principal (te moverás con más soltura)

-Tienen limitaciones a la hora de hacer reformas o abrirla al salón comedor

-Si la distancia entre frentes es muy ancha puede ser incómodo.

Considerar que:

-La suma de los tres lados (triángulo trabajo) debe oscilar entre 4 y 8 metros.

-El frente más ancho y largo estarán las zonas de cocción y lavado, y el frente estrecho, zona de almacenaje.

Ventajas

-Por sus características. es sencillo practicar reformas o cambiar electrodomésticos.

-Podemos tener una ménsula dónde añadir taburetes y mejorar la zona de almacenamiento. Se aumenta la comodidad de cocinar al tener la extensión para poder movernos.

-Pueden cocinar diferentes personas sin problemas

-En estancia rectangulares que son casi cuadradas, es una opción recomendada.

-Por su forma en L se puede jugar con la combinación del salón comedor y el espacio.

-Visualmente son atractivas de ver. Se adapta muy bien a cualquier estilo decorativo de casa.

Desventajas

-Independientemente de los tipos de cocina que podamos encontrarnos en el mercado a la venta, recuerda que menos es más y tener un exceso de almacenamiento – armarios, para la mayoría, significa “más trastos”.

-Si el triángulo de trabajo es muy amplio resultará menos funcional a la hora de cocinar.

-Ocupan más espacio que otros modelos de cocinas.

-Al tener esquinas, la limpieza ya no es tan fácil.

-El precio de venta de este tipo de cocina empieza a aumentar.

Cocinas en U

Las cocinas modernas en U son las perfectas para cocinar ante una distribución ideal para el cocinero.

Son muy aptas para espacios rectangulares y que tienen un único acceso, sea por puerta o sin paramento vertical y abiertas al salón comedor.

Por su división (ocupa tres paredes) ya estamos hablando de huecos con un tamaño más considerable donde la zona de almacenamiento es amplia al igual que las bancadas para elaborar la comida.

Los ejemplos de cocinas distribuidas en U son grandes amigas del cocinero, pero en su modulación debe de considerarse:

-El triángulo de trabajo, la suma de los tres lados debe oscilar entre 4 y 8 metros. Más, empieza a ser engorroso

-La opción ideal en una cocina en forma de U o abierta es; frente, se coloca la opción de fregadero o cocción, y en lateral, siempre almacenamiento. Un ejemplo sería la siguiente imagen:

Ventajas

-Son un prototipo de cocinas amplias y las preferidas de todo cocinero. Se maximiza la eficiencia al permitir un triángulo de trabajo con distancias cortas.

-Aptas para familias numerosas o más de un cocinero en casa.

-Facilidad en intercambiar áreas de trabajo, movilidad y acceso fácil a electrodomésticos, a cajones, gavetas, etc.

-Gran capacidad de almacenamiento y aprovechamiento del espacio al ocupar tres paredes.

-Por sus características es sencillo practicar reformas o cambiar electrodomésticos.

Desventajas

-El precio de venta de este tipo de cocina es un poco elevado al tener más armarios y ocupar más espacio.

-Hay que tener cuidado con los armarios altos por no crear un aspecto demasiado cargado.

-Al tener esquinas ocupadas, la limpieza ya no es tan fácil y los armarios en esquina pueden ser de difícil acceso.

-Debemos de crear una planificación en la iluminación para poder trabajar con coherencia.

Cocinas con barra o en forma de G

Aunque la tipología de cocina con barra es más una extensión o ménsula que se añade a los diferentes tipos de cocinas que hemos nombrado hasta ahora, cabe enumerar algunas características peculiares.

Cuando se añade una barra sobre una cocina en forma de U algunos profesionales la designan como cocina en forma de G.

Está ménsula debe de tener su propia iluminación y se recomienda que sea independiente a la de la propia cocina (esta opción nos vendrá bien en ciertos momentos y ahorraremos luz).

En las ménsulas o barras que se incorporan no deben de colocarse ni el fregadero ni los fogones. Es una incomodidad si queremos fregar los platos o cocinar.

Cocinas en isla

Por sus características, necesitamos espacios amplios. Es una opción versátil, que bien planteada, incluso podremos cambiar la distribución modular si la isla tiene rueda (Solo almacenamiento).

Primero, ¿Qué tipos de cocinas islas existen? Al ser un módulo, generalmente según sus características y nuestras necesidades, existen tres tipos u opciones de piezas:

-Isla de apoyo. Donde tú funciona es de almacenaje y de ayuda – apoyo gracias a su encimera que estará totalmente despejada.

-Isla de cocinado y lavado. En las tiendas es la más demandada dónde encontramos la vitrocerámica (zona de cocción con su campana extractora) y el fregadero para lavar utensilios (dependiendo del tamaño de la cocina, podemos incluir uno o dos de los elementos nombrados).

-Isla de desayuno o de comida informal. Está puede estar formada por cualquiera de las islas anteriores y simplemente añadimos una zona para poder desayunar o comer.

El tipo de isla que elijamos determina las instalaciones que tiene que llevar, es decir, si elegimos una isla con vitrocerámica, pues tenemos que llevar la alimentación eléctrica o el gas, e incorporar una zona de extracción. Lo mismo si elegimos una isla que lleva incorporado un fregadero, tenemos que llevar la fontanería y saneamiento.

Cuando empezamos una obra nueva, la distribución de isla de cocina que podamos adquirir para nuestra cocina nos dará igual, pero, si estamos tratando con una reforma de la vivienda, aquellas islas que contengan el fregadero o la zona de cocción, no siempre serán posibles por las instalaciones.

¿Cuánto debe medir mi cocina para que dentro me quepa una isla y que lo haga de manera totalmente funcional?

Lo preferente siempre es buscar dimensiones estándar de los fabricantes para que el presupuesto no se dispare. En principio para una Isla de apoyo, los muebles en fondo suelen ser de 60 cm, 35 o 30 cm y en ancho, para una isla, el mínimo debería de ser de 1,20 metros.

Cuando hablamos de una cocina con isla que incluye una vitrocerámica y un lavabo aquí las dimensiones empiezan a aumentar de tamaño, pero siempre debemos de respetar unos mínimos coherentes y saber que:

-Tanto fregadero como la vitrocerámica siempre se cagan en muebles de 60 cm de ancho.

-En los laterales de la isla, también debe de existir una pequeña separación por comodidad y limpieza, que suele ser entre 30 y 35 cm.

-Debe de haber una separación mínima entre la vitrocerámica y el fregadero, que normalmente será de 60 centímetros que corresponde un módulo mueble.

-La parte frontal del fregadero y la zona de cocción debe de tener un espacio libre entre 30 y 35 cm (estás dimensiones corresponden a un módulo mueble estándar).

Cocinas en península

Aunque esta clase de cocinas se suele asociar erróneamente a la cocina isla, en realidad, uno de sus laterales se apoya en un paramento vertical (pared). Es decir, los elementos se sitúan perpendicularmente sobre una de las paredes produciendo un ambiente que se abre hacia el centro.

Cocinas en isla tienen cuatro lados libres y accesibles y cocinas en península solo tienen tres lados libres y accesibles

Pueden contener o no los fuegos, el fregadero o la placa de cocción, así que a la hora de elegir una opción tendrás que tener en cuenta es el tamaño.

Aunque la cocina en península es relativamente rara de encontrar y es montada a medida, son aptas para espacios amplios y cuando integramos cocina y comedor con resultados estéticos agradables.

Al ser modulares las combinaciones en su posición son múltiples adaptándose a la perfección a cualquier estilo que tengas en la vivienda.

El jugar con los módulos y los espacios es fantástico, pero siempre sin perder la utilidad y su función, poder disfrutar cocinando.

No Comments

Post A Comment