Taludes, carreteras más seguras

 

Cuando el problema no se detecta a tiempo, se producen derrumbes que, además de representar daños en la infraestructura, muchas veces dejan pérdidas humanas.

 

El registro de estos accidentes ha impulsado investigaciones para buscar métodos más eficaces que eviten los deslizamientos de tierra.Uno de los mayores logros de estos estudios fue la creación de la norma austriaca ONR-24810, una guía para mejorar la construcción de estructuras en donde se pudiera presentar caída de rocas.

La norma, en vigencia desde el 2013, propone los requerimientos mínimos de diseño de taludes y además establece responsabilidades para quienes cometen negligencias en su construcción.

 

Antes de la ONR -24810 no existía ninguna reglamentación formal de alcance internacional. Cada país exigía construcciones de acuerdo a lineamientos que se creían los más convenientes, pero que no siempre resultaban ser los correctos para los conductores.

Ecuador no es ajeno a esta realidad. Los deslizamientos registrados, sobre todo en la vía Aloag-Santo Domingo, han impulsado la aplicación de nuevas tecnologías que ayuden a prevenir estas catástrofes.

IdealAlambrec Bekaert, uno de los proveedores de sistemas de taludes más representativos del sector, organizó una charla sobre el tema en conjunto con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas. En este conversatorio se abordó la importancia de una buena planificación, construcción y mantenimiento de los taludes para que estos tengan la vida útil y eficiencia esperada

 

En cuanto a los sistemas de taludes, la chilena Inchalam -filial de Bekaert y especialista en sistemas de taludes- ha logrado la fabricación de una malla de altas prestaciones. Entre sus principales cualidades está el terminal en nudo de resorte que le da una mayor resistencia y rigidez. También se ha presentado innovaciones en cortinas de guiado.

Estas estructuras evitan la caída de rocas en vías de alta velocidad. Además, se han diseñado planchuelas de acero que brindan más seguridad y que fijan la malla, evitando que se afloje cuando el terreno pierde estabilidad y solidez.

Los sistemas están conformados por estructuras denominadas Benzinal, nombre que se le da a una aleación de zinc y aluminio 10 veces más fuerte que el alambre galvanizado corriente.

Las pruebas para corroborar la eficacia de los sistemas son realizadas con tecnología de último nivel. Poleas, estructuras deslizantes y cámaras que captan todos los movimientos han permitido a los técnicos comprobar la funcionalidad de los nuevos taludes. Incluso, los ensayos se realizan no solo con piedras, sino también con troncos, cuyo impacto es más peligroso debido a que la fuerza se concentra en una menor masa.

Los resultados han sido los esperados, pues las mallas no se han roto y han evitado que material pétreo llegue a la carretera y cause accidentes de tránsito.
 

No Comments

Post A Comment