Superadobe/ Fuente: Instituto Cal-Earth

Superadobe: ecológico y sismorresistente

Superadobe/ Fuente: Instituto Cal-Earth

El adobe es un material que consiste en tierra compactada con materiales orgánicos como maíz, heno y estiércol. Considerado como uno de los materiales de construcción más antiguos del mundo, el adobe al ser fortificado con cal y comprimido en bolsas de polipropileno, se convierte en superadobe. Un material creado en 1984 por el arquitecto estadounidense-iraní Nader Khalili.

Inspirado en las viviendas antiguas localizadas en climas extremos, el superadobe ha sido empleado en estructuras de toda índole por su tolerancia a resistir desastres naturales. Aún después del terremoto de 7,2 de magnitud que sufrió Nepal en 2015 y del huracán María que vivió Puerto Rico en 2017, los edificios de superadobe siguieron en pie.

Su método de construcción consiste en mangas de polipropileno rellenas con tierra prensada. Las mangas van enganchadas entre sí por filas de alambre de púas y se apilan una sobre otra. Se edifica en forma de bóvedas y la estructura trabaja a compresión, repartiendo las cargas uniformemente y dotando a estos recintos de cualidades antisísmicas.

Hoy día, se han construido desde refugios de emergencia hasta viviendas de lujo fabricadas con superadobe. Como ejemplos podemos contemplar el campamento de refugiados de Zaatari en Jordania y el centro educativo Ojai Foundation en California.

“Entender los principios de construcción con superadobe significa entender que su origen está enraizado en la arquitectura indígena. Podemos construir edificios que estén en armonía con la naturaleza y sean sostenibles, modernos y seguros”, meciona Sheefteh Khalili, codirector del Instituto Cal-Earth, un organismo sin fines de lucro que le enseña a las personas cómo edificar estructuras sustentables y resistentes a los desastres usando una arquitectura basada en la tierra.

Ventajas:

  • Propiedades térmicas: La tierra tiene la capacidad de absorber el calor para liberarlo en un ambiente frío de la misma forma en que ayuda a conservar el calor.

  • Propiedades de aislación acústica: los muros de tierra funcionan como una barrera contra los ruidos indeseados.

  • Bajo uso de energía: No se requiere el uso de energía para la construcción. Lo cual implica un ahorro energético importante.

  • Utilización de materiales locales

  • Cero residuos

Fuente: BBC Mundo

Fotografías: Instituto Cal – Earth

No Comments

Post A Comment