Su salud y bienestar, en un edificio avalado por la certificación WELL

La certificación WELL es la herramienta líder global para avalar la salud y el bienestar en los edificios y en las comunidades. Actualmente, existen 3.973 proyectos que ya están aplicando la certificación WELL en 58 países.

Un modo de respaldar a los edificios sustentables son las certificaciones que se les otorgan, para reafirmar este compromiso con las comunidades y medio ambiente. Ejemplo de ello, es la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design), una de las más importantes, que se encarga de certificar a edificios que incorporen en sus espacios la eficiencia energética, el uso de energías alternativas, mejora la calidad ambiental del interior y eficiencia en el uso del agua.

En casi todo el mundo más empresas están sumando a sus edificios este tipo de características para lograr esta certificación, sin embargo, de manera reciente se dio a conocer una nueva tendencia que más allá de procurar el cuidado del medio ambiente, se preocupa por el bienestar de las personas, se trata de la certificación WELL.

¿De qué se trata la certificación WELL?

La certificación WELL es la herramienta líder que permite identificar, medir y controlar las características de los espacios construidos que impactan en la salud y el bienestar de las personas que habitan o trabajan en estos lugares. Es la primera certificación centrada exclusivamente en la salud y el confort de los usuarios, y es otorgada por el International WELL Building Institute ™ (IWBI ™).

Esta idea fue lanzada en 2014 y después de seis años de investigación y desarrollo, logró que el WELL Building Standard sea la herramienta principal para edificios, espacios interiores y comunidades que buscan implementar, validar y medir características que apoyan y promueven la salud y el bienestar humanos.

Sus características

WELL aborda siete conceptos principales relacionados con la salud humana: aire, agua, alimento, luz, fitness, comodidad y mente. Por lo tanto, un espacio bien certificado, es uno que se considera para mejorar la nutrición, la aptitud, el estado de ánimo, los patrones de sueño y el rendimiento de sus ocupantes.

¿Cuáles son sus beneficios?

El IWBI afirma que los edificios más que un refugio, son espacios en los que pasamos alrededor del 90% de la vida por lo que tienen un impacto significativo en la salud.

Algunos de los principales beneficios de promover el wellness (bienestar mental y físico) en los edificios son los siguientes:

  1. Mejora la vida de las personas dentro de los edificios.
  2. Procura un planeta próspero, esto significa cuidar la salud de la gente y del planeta.
  3. Educa, conecta y también aprender de las comunidades, creando un movimiento real con el poder de cambiar el mundo.
  4. Fomenta la salud a su máxima potencia, en la que los empleados y los clientes se sientan cuidados, motivados, respaldados y capaces de rendir al máximo.
  5. Promueve espacios inclusivos y accesibles para todos, independientemente de las habilidades, ubicación, antecedentes o preferencias de un individuo.
No Comments

Post A Comment