Seguridad ocupacional/ Fuente: Shutterstock

Seguros para la construcción

La construcción es uno de los sectores que más dinamizan la economía en el país, sin embargo, conlleva un riesgo inherente debido a las actividades que realiza. Una diversidad de pólizas ofrecen tranquilidad al constructor,

Seguridad ocupacional/ Fuente: Shutterstock

Cada día y en cualquier momento se presentan diversidad de riesgos inevitables. En el campo de la construcción esos peligros son más significativos al ser una actividad de tipo industrial. Frente a ello, en el país se ofrecen varios tipos de seguros. Dos de los más comunes, asegura Irina Weisson, jefe de Mercadeo de Seguros Confianza, son las garantías de Cumplimiento de Contrato y de Buen Uso de Anticipo.

En ese sentido, la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública exige que las empresas que prestan bienes y servicios al Estado garanticen su trabajo. Por ello, estas dos fianzas son las más requeridas en la contratación pública, explica.  

Por otro lado, la cultura de seguros en los proyectos de construcción privados ha ganado terreno en los últimos años. En la actualidad -dice Weisson- cada vez es más común que las constructoras soliciten a sus subcontratistas pólizas de Buen Uso de Anticipo y Cumplimiento de Contrato. Por ello, Seguros Confianza ha diseñado un producto llamado Póliza Global, que garantiza el cumplimiento de los subcontratistas del proyecto, minimizando atrasos y costos innecesarios. Cifras recabadas hasta diciembre de 2018 muestran que las primas netas emitidas en pólizas de Buen Uso de Anticipo alcanzaron los USD 38,4 millones, y en cumplimiento de contrato los USD 29,5 millones.

La experta señala que, además de las garantías antes descritas, también existen otro tipo de fianzas que son útiles para el sector de la construcción, entre las cuales se encuentra la Fianza Legal que asegura obligaciones que constan en ordenanzas municipales, acuerdos ministeriales, decretos presidenciales y normativa en general, sin que exista un contrato de por medio, sino que la obligación consta en la Ley. Por lo general, los gobiernos autónomos descentralizados y el Ministerio del Ambiente son los que más solicitan esta garantía.

Para incrementar la especificidad de cada seguro, el mercado oferta diversos tipos para mayor facilidad y aplicabilidad entre los constructores. A continuación detallamos cada uno de ellos, con sus principales características, requisitos y beneficios.

Contra accidentes personales durante la construcción

Para contratación del Seguro de Accidentes Personales existen una serie de parámetros que deben cumplirse. Jeffrey Gómez, VP actuarial y analítica de Mercado Andino y representante legal de Liberty Seguros Ecuador, explica que esta póliza debe ser contratada por una empresa legalmente constituida, que cumpla, necesariamente, con las regulaciones de seguridad ocupacional impuestas por la ley. Para que el contrato entre en vigencia, deberá, obligatoriamente, asegurar como mínimo al 75 % de su personal.

Los beneficios destacables del seguro, detalla Gómez, pueden darse en dos maneras, dependiendo del presupuesto de cada empresa: modalidad de 24 horas o por jornada laboral. Dentro de las coberturas que esta firma oferta, se encuentran muerte accidental, incapacidad total y permanente, desmembración accidental y gastos médicos por accidente. De esta forma se protege a los colaboradores ante eventos fortuitos que podrían limitar el desempeño laboral y su calidad de vida. En cuanto a costos, son variables, pues dependen, principalmente, del tiempo de cobertura, las responsabilidades requeridas, experiencia que el cliente tenga en edificación, número de asegurados y, obviamente, montos asegurados.

Todo Riesgo Construcción

El seguro de Todo Riesgo Construcción (TRC) se oferta para personas naturales o jurídicas. Dentro de él se cubre todos los daños o pérdidas que de manera accidental, súbita e imprevista sufran los bienes y objetos que conforman la obra y la construcción en sí, durante el tiempo que dure la cimentación de la misma.

Estas afectaciones podrían ser causadas -dice Gómez- por terremoto, temblor, maremoto y erupción volcánica, ciclón, huracán, tempestad, vientos, inundación, desbordamiento o alza de nivel de aguas, enfangamiento, hundimiento o deslizamiento del terremoto, derrumbes y desprendimiento de tierra o de rocas. Así mismo, se cubre todo tipo de daños ocasionados por el contratista en el curso de la ejecución de las operaciones, llevadas a cabo en el mantenimiento.

Dentro de esta categoría se puede incluir la de ‘Daños Causados al Equipo y Maquinaria de Construcción’, manifiesta Gómez. Para ello, se insta, mediante aceptación expresa y con sumas aseguradas por separado, más el pago de la prima correspondiente, a extender la responsabilidad sobre maquinaria de construcción, equipos y herramientas, maquinarias e instalaciones auxiliares de toda clase, oficinas y bodegas provisionales, utilizadas en la operación dentro de lugar de construcción. Esas propiedades pueden ser del asegurado o, en su defecto, por las que sea legalmente responsable. El costo de la prima dependerá principalmente del monto del contrato, del tamaño de la edificación (número de pisos, subsuelos) y coberturas requeridas.

Responsabilidad civil como cobertura adicional a una póliza de TRC

Dentro de las combinaciones que se pueden solicitar, a la de TRC es posible agregar un seguro de Responsabilidad Civil Extracontractual. El cual resguarda al constructor de desperfectos materiales producidos a bienes de terceros, que ocurran en conexión directa con la ejecución del contrato. Los inconvenientes deben haberse suscitado dentro o en la vecindad inmediata del sitio, durante el período del seguro.

Entre otros, se responsabiliza por la responsabilidad civil extracontractual del asegurado por lesiones corporales, incluyendo la muerte. Del mismo modo, ese beneficio se extiende a personas que no sean colaboradores del asegurado o del dueño de la obra para quien se construya o de otros contratista o subcontratistas que estén llevando a cabo trabajos en el área.

Adicionalmente, se acuerda un límite por todos los gastos y costos que podrían afectar al asegurado en caso de que se entable un litigio en su contra. Para la contratación del seguro es necesario completar un formulario, en el que consta la descripción de la obra, el monto del contrato, ubicación exacta y detalles de la misma. Otra información solicitada son particularidades tales como: estudio de suelos, cronograma valorado y experiencia del constructor.

Cifras sobre seguros
No Comments

Post A Comment