Se proponen convertir una isla abandonada de Filadelfia en un banco de alimentos y centro de estudios sustentable

 

El Desafío Mejor Filadelfia es una competencia internacional, que desde el 2006 organiza el Centro de Arquitectura local, dependiente del Instituto Americano de Arquitectura (AIA), que invita a estudiantes universitarios a que propongan soluciones de diseño urbano para implementar en Filadelfia y eventualmente en otras ciudades.

 

Este año, el proyecto que resultó ganador es Delaware Valley Foodworx, una propuesta elaborada por un equipo de la Universidad de Cornell (EE.UU.), que pretende convertir la pequeña Isla Petty -actualmente es usada como una bodegapara contenedores y tanques de petróleo- en ‘un paraíso sustentable’.

 

La Isla Petty tiene una superficie de 1,8 kilómetros cuadrados y está ubicada en el río Delaware, entre Filadelfia y Delaware. A pesar que nunca ha sido integrada a ninguna de estas ciudades y han surgido varias ideas para urbanizarla, desde el siglo pasado se ha mantenido únicamente como una bodega.

 

Sin embargo, los cinco estudiantes de arquitectura reconocieron el potencial de la isla para convertirla en un lugar que se destine a ser un centro de estudios sobre la alimentación, con el fin de obtener avances de cómo enfrentar la escasez de alimentos que hay en Filadelfia y que en el 2013 afectó a un 22% de la población.

 

La propuesta incluye la construcción de un banco de semillas, un centro de innovación, una escuela de agricultura y un mercado de agricultores. Además, para incluir a la isla en la vida cotidiana de quienes viven en Filadelfia, está considerado mejorar la orilla del río Delaware con la instalación de almacenes de distribución de alimentos cultivados en la isla, la construcción de un puerto deportivo y espacios públicos.

 

Asimismo, tiene como objetivo aumentar las áreas verdes cultivables debido a que la gran mayoría se ha perdido con la expansión urbana y con las viviendas abandonadas que, según los datos presentados por los estudiantes, supera las 40.000 propiedades vacías.

 

En caso de ejecutar la propuesta, está previsto que se realice en dos etapas, que tendrían una duración de 30 años- aproximadamente- debido a que se necesita mejorar la tierra de la isla para volverla cultivable.

 

El jurado del concurso, que está inspirado en Edmund Bacon, director de la Comisión de Planificación Urbana de Filadelfia entre 1949 y 1970, premió la propuesta con el primer lugar debido a que consideró que representa un avance en materia de autosuficiencia y seguridad alimentaria, volviendo sustentable un terreno que en cierta manera está perdido.

 

Artículo originalmente publicado por: Plataforma Arquitectura

No Comments

Post A Comment