Retos de Construcción/ Fotografía: Envato Elements

Retos de la construcción en la nueva era

Retos de Construcción/ Fotografía: Envato Elements

Actualmente, nos desenvolvemos en un mundo donde los materiales, productos y sistemas constructivos evolucionan constantemente para responder ante las nuevas tecnologías, descubrimientos y tendencias del mercado. En este aspecto, es importante reflexionar si como especialistas de construcción estamos evolucionando y expandiendo nuestros horizontes a las nuevas realidades que afronta el sector.

Hemos escuchado sobre robots trabajando en obra, materiales sensibles e inteligentes y el desarrollo continuo de la impresión 3D, sin embargo no estamos completamente listos para plasmar estas realidades en nuestras construcciones, por ello en este artículo consideramos que es necesario empezar a debatir sobre los retos de la construcción en la nueva era.

Construcción en la era digital

Con la presencia aparentemente inamovible de los maestros y constructores en obra, la industria de la construcción parecía haberse quedado atrás en los procesos de modernización. Sin embargo, los movimientos sociales que izan la bandera de la sustentabilidad han aparecido como una reacción contemporánea a los sistemas económicos que promueven la productividad sobre el trabajo artesanal y local.

La fiebre por el respeto hacia el medioambiente se ha sumado a la carrera por la eficiencia en la producción, empujando a la industria a incorporar nuevos procesos de fabricación y construcción. El desarrollo de tecnologías para la producción rápida y en masa, como la prefabricación, la impresión 3D o los softwares colaborativos ha llegado incluso a considerarse como una cuarta revolución industrial.

Conceptos como up-cycling y el desarrollo a gran escala de maquinaria y sistemas de producción de alto nivel, pretenden contrarrestar el costo ambiental de la fabricación de los materiales de construcción tradicionales. Contratistas e instituciones de todo tipo están invirtiendo en  robótica con la esperanza de mejorar las condiciones laborales e incorporar métodos más eficientes y seguros. La arquitectura ha acogido también la tecnología en su versión más cotidiana: la domótica.

Esta lenta revolución está abriendo nuevas y prometedoras posibilidades para el diseño arquitectónico y urbano. El desafío para los arquitectos y diseñadores es, por lo tanto, no dejar estas oportunidades en manos de otros profesionales, sino apropiarse de ellas para usarlas en favor de la comunidad, la habitabilidad y el buen diseño.

Construcción enfocada al diseño universal y la automatización

La accesibilidad es una temática que no debería ser discutida, pues su implementación se asocia con regulaciones obligatorias a cada país. Sin embargo, lo que queda abierto a discusión es cómo la elección de materiales y sistemas constructivos puede determinar en gran medida la forma en que los usuarios interactúan con el espacio construido.

Por ejemplo, en el caso de las personas con discapacidad visual, las texturas y las condiciones ambientales –temperatura y acústica– ganan importancia. Pues tanto en interiores, como exteriores, las superficies táctiles ofrecen códigos texturizados que ayudan a facilitar el desplazamiento de estos individuos, a su vez, sistemas Braille y dispositivos acústicos o GPS también se pueden incorporar para apoyar su confort.

Mientras que, para aquellas personas con movilidad reducida se pueden especificar superficies deslizantes o anti deslizantes que faciliten el desplazamiento en silla de ruedas o el uso del bastón; agregando a su vez, accesorios de apoyo en muros y áreas peligrosas.

Hay que considerar que la domótica y los dispositivos domésticos inteligentes pueden ser herramientas fundamentales para lograr la accesibilidad universal, permitiendo a los usuarios con distintos tipos de discapacidades utilizar espacios a través de sensores y ambientes predeterminados.

Lo que se requiere por parte de los profesionales en construcción es ser creativos con los materiales y productos disponibles para repensar inteligentemente el diseño espacial.

Ciudades densas pero dignas: vida compartida y a pequeña escala

Las ciudades son los mayores logros de los seres humanos. Para 2050, casi 10 mil millones de personas compartirán nuestro planeta y aproximadamente el 60% de ellas vivirá en ciudades. Pensar en todas las infraestructuras necesarias para atender adecuadamente a toda la población, de manera sostenible, es algo que causa ansiedad en los planificadores, arquitectos y políticos.

Después de décadas de experimentación, la relación entre la densidad y la calidad de vida todavía parece ser un tema pendiente. Al momento se exploran varias opciones como el uso de rascacielosbloques de baja altura o Tiny Houses, construcciones que nos permitirán ocupar espacios antes inútiles, diversificando nuestras formas de convivencia y desmaterializando nuestras nociones preconcebidas de hogar; a través de áreas compartidas, espacios de uso mixto, cocinas colectivas y zonas comunitarias.

Es vital que los productos arquitectónicos futuros se adapten a estas nuevas demandas y que nosotros como especialistas profundicemos la comprensión de materiales, sistemas constructivos y distribución de espacios para lograrlo.

Diseño interior enfocado en mejorar la salud mental

Una serie de investigaciones han revelado que el diseño interior y sus principios fundamentales –equilibrio, proporción, simetría y ritmo– tienen un impacto directo en las respuestas emocionales de las personas. Por ejemplo, se ha descubierto que la altura de los techos influye en las nociones de libertad y confinamiento de los individuos, demostrando que la variación de alturas impacta en su estado de ánimo. Es así que el diseño interior se convertirá en un factor clave que determinará la calidad de vida de los individuos y que generará nuevas dinámicas al interior de los hogares o incluso en la remodelación de oficinas.

En un futuro con la densificación de las ciudades y la tendencia de las personas por permanecer mayor tiempo en sus hogares, los profesionales del diseño tendrán que tomar importantes decisiones respecto al color, la iluminación, el espacio, los muebles y los elementos naturales que pondrán en un espacio de vivienda, para moldear conscientemente respuestas humanas como creatividad, paz y felicidad.

Fotografía: Envato Elements

No Comments

Post A Comment