Ciudades/ Fotografía: Shutterstock

Reflexiones del foro ‘Ciudades y Viviendas para Todas las Edades’

Ciudades/ Fotografía: Shutterstock

La Cámara de la Industria de la Construcción (CAMICON) y la Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria (ALGEC) desarrollaron el encuentro internacional “Ciudades y viviendas para todas las edades: oportunidades y retos del envejecimiento poblacional”, con la finalidad de concientizar a la comunidad constructora sobre la importancia de edificar urbes y recintos para personas de edad avanzada. 

La evolución demográfica presenta varios desafíos para los estados y sociedad, ya que millones de personas avanzan hacia la jubilación, realidad en la que surgen dos grandes interrogantes para arquitectos y constructores: 1. ¿qué aspiraciones tiene la siguiente generación de adultos mayores en una comunidad de viviendas construidas para su edad? y 2. ¿son las ciudades amigables para todas las edades o generan más desigualdad? 

Las ciudades y viviendas no consideran en su diseño las necesidades que devienen con la edad, pues la accidentabilidad de las personas mayores dentro o fuera del hogar es un problema relevante, que se refleja en caídas. Con una debida preparación y adecuación del entorno estas problemáticas pueden ser previstas y evitadas, señaló, Marcela Pizzi Kirschbaum, una de las ponentes del encuentro, quien abordó la temática “Envejecimiento y ciudad: los desafíos del siglo XXI”. 

Por su parte, la ponente Norma Alonso, defensora de adultos mayores en Argentina, afirmó que la longevidad humana es el acontecimiento de mayor relevancia del siglo, ya que de acuerdo a estudios estadísticos, el ser humano vivirá 34 años más de lo normal, por lo que para garantizar su calidad de vida se deben triplicar las políticas que mejoran la autonomía de las personas mayores. 

“Se vuelve fundamental generar conciencia sobre el envejecimiento poblacional, a través de proyectos sociales con gobiernos y empresas. Además, se necesita crear políticas públicas y ordenanzas que adapten espacios urbanos y viviendas a las necesidades de la comunidad”, enfatiza Alonso. 

El evento contó con el apoyo de FV, empresa que ratificó su compromiso con el desarrollo de estas iniciativas y la elaboración de productos que se adapten a las necesidades de públicos de asistencia prioritaria.

Uno de los desafíos que se debe enfrentar en temas de longevidad es el no excluir, sino incluir a través de la sociabilidad, por lo que el foro motivó a que los constructores se conviertan en actores protectores de la tercera edad, para así generar espacios físicos adaptados a sus necesidades.

Fotografía: Shutterstock

No Comments

Post A Comment