Rascacielos, un nuevo récord en China

 

El edificio se levantó en Changsha, centro de China, a una velocidad de tres plantas por día. Esta estructura cuenta con 800 departamentos y oficinas que podrán ser utilizadas por 4.000 personas. La empresa constructora ya se dio a conocer anteriormente cuando, en el 2010, logró edificar un hotel de 15 pisos en 48 horas.

 

Para levantar rascacielos en pocos días, la compañía utiliza módulos que, según Zhang Xianmin, uno de los arquitectos y representantes de la organización, “reducen el uso de cemento en una cantidad equivalente a 15.000 camiones”.

 

Este método de construcción también elimina la emisión de polvo, algo significativo para China, uno de los países más afectados por la contaminación. Según Xianmin, el edificio también es eficiente en la administración de energía: ahorra un equivalente a 12.000 toneladas de dióxido de carbono en relación a otros rascacielos de las mismas proporciones.

 

Quienes están dentro del rascacielos respirarán un aire totalmente puro, pues está libre de polución y es 100 veces más limpio que el ambiente exterior.

 

El nuevo objetivo de esta constructora es edificar, también en la ciudad de Changsha, un rascacielos de 220 pisos, que será conocido con el nombre de Sky City. Si se llega a hacer realidad, la estructura se convertirá en el edificio más alto del mundo.

 

Broad Sustainable Building prometió finalizar esa obra en 90 días, pero la construcción del proyecto se encuentra paralizada debido a que se ha puesto en duda su viabilidad económica y seguridad.

No Comments

Post A Comment