Ranking de la Construcción: el sector busca su reactivación

L a construcción ha presentado una contracción importante en los últimos años, reportando tasas de decrecimiento desde 2015, excepto cuando su actividad creció 0,6% en 2018. La recesión del sector en 2019 alcanzó -5,2%, la caída más fuerte desde la contracción del 5,8%, observada en 2016. Este retroceso en sus niveles de ingresos ha llevado al sector a perder participación dentro del PIB, al caer del 9,8% en 2014 al 8,2% en 2019.

Sin embargo, la construcción continúa siendo un sector clave, no solo por su generación de valor, sino por ser un creador de empleo. El 6,1% del total de trabajo que se genera en el país ocurre en esta actividad, lo que implica cerca de 500.000 empleos directos.

En 2020, el sector ha afrontado los efectos de la pandemia y la disminución de la inversión pública. Es así que, las ventas de las actividades inmobiliarias y de la construcción han caído 37% en el período entre enero y agosto; pasando de USD 4.753 millones en 2019 a USD 3.003 millones en el mismo período de 2020. La contracción es especialmente fuerte en los meses de abril y mayo, en los que las ventas decrecieron más del 60%.

Trabajar en la recuperación del sector es necesario para lograr la reactivación de la economía pospandemia. Motivo por el cual, el siguiente gobierno deberá revisar los incentivos a las empresas que realicen nuevas inversiones, ayudar en el acceso al crédito y agilitar los trámites y permisos en los procesos de construcción.

Mundo Constructor presenta a las empresas que -a pesar de estos conflictos económicos y sociales- han seguido aportando con el crecimiento del país. Una recopilación de sus principales cifras, como una forma de motivar el trabajo realizado.

Metodología 

Se recogió la base de datos del sector societario de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, con fecha de corte 31 de agosto de 2020. Con la información de los balances para cada razón social, se agrupó y ordenó a las empresas en base a su actividad económica e ingreso total.

Para el análisis sectorial, se trabajó en función de la Clasificación Internacional Industrial Uniforme (CIIU) Rev 4.1, con la que las empresas se registran en la Superintendencia de Compañías. La información corresponde a los ejercicios fiscales 2018 y 2019, tomando en cuenta lo siguiente:

1. Ingresos Totales (cuenta 6999).
2. Utilidades antes de impuestos y
participación de trabajadores
(cuenta 801).
3. Impuestos a la Renta Causado
(cuenta 850)

  • Si algún dato no se encontró disponible se presenta en la tabla con un guión (-).
  • El mismo tratamiento reciben las empresas que en sus utilidades brutas registraron una pérdida.
  • Hay que aclarar que este sector trabaja mucho bajo la modalidad de fideicomisos, pero esta información no se refleja de forma completa en los balances que presentan a la Superintendencia de Compañías.
  • Por esta razón, el ingreso y el aporte al PIB del sector de la construcción es mayor al total de ingresos que reportan las empresas en sus balances.
  • Tampoco figura información de fundaciones, ONG’s, sociedades civiles, universidades, empresas públicas, fideicomisos, consorcios y holdings o grupos empresariales

No Comments

Post A Comment