Ramón Luis Carrasquillo, Presidente de Carrasquillo Associates/ Fotografía: Cortesía UNICON

Ramón Luis Carrasquillo, Presidente de Carrasquillo Associates

PARA EL PUERTORRIQUEÑO RAMÓN CARRASQUILLO EL HORMIGÓN ES LA COLUMNA SOBRE LA QUE SE SOSTIENE EL MUNDO. POR ESO DEDICA SU VIDA A INVESTIGAR ESTE MATERIAL, LO QUE LE VALIÓ SER MIEMBRO DISTINGUIDO Y FUNDADOR DEL AMERICAN CONCRETE INSTITUTE DE ESTADOS UNIDOS.

Ramón Luis Carrasquillo, Presidente de Carrasquillo Associates/ Fotografía: Cortesía UNICON

En días pasados las empresas Unicon y Unacem llevaron a cabo en el Hotel Marriot de Quito, el evento ‘Desafíos de la Construcción Moderna’, exclusivamente para invitar al ingeniero forense Ramón Carrasquillo. Mundo Constructor estuvo ahí para conversar con este experto internacional.

Con casi 40 años de vida dedicados a la investigación y a la docencia, lo que lo llevó a escribir alrededor de cien publicaciones científicas y más de 600 trabajos de consultoría, Ramón Carrasquillo actualmente es presidente de la consultora en estructuras y construcciones Carrasquillo Associates. Recuerda que cuando era niño su pasión era el beisbol, pero una lesión en la espina dorsal, durante el colegio, terminó con el sueño de jugar en los Yankees de Nueva York.

Al ser el Colegio de Ingenieros de San Juan quien auspiciaba a su equipo, Ramón se inclinó por ese mundo y estudió en la Universidad de Puerto Rico. Al graduarse, recibió una beca para cursar un masterado en la Universidad de Cornell (Estados Unidos), fue miembro investigador del primer análisis de concreto de alta resistencia hecho en ese país. Poco después, en 1980, inició su doctorado en Ingeniería Estructural, específicamente sobre las propiedades de ingeniería del hormigón y su micro agrietamiento.

Ese crecimiento profesional le abrió puertas como profesor e investigador en la Universidad de Texas (Austin). Donde efectuó trabajos de desarrollo de cemento, fibras, puentes y estructuras, durante 22 años (hasta 2002), los mejores de su vida, asegura. Aparte de impartir cátedra, en 1994 fundó en Texas, Rainbow Materials Inc., empresa productora de hormigón, que manejó por diez años. Con ella desarrolló y colocó hormigón en masa en el UT Health Sciences Center de Houston, en la represa San Roque de Manila (Filipinas), entre otra obras destacadas.

Poco a poco se fue constituyendo en un gran conocedor del concreto, lo que incluye desarrollo y producción de hormigón de alta durabilidad, prácticas de construcción, análisis de fallas y rehabilitación de estructuras existentes. Ese bagaje de conocimiento lo conviritió en miembro distinguido y fundador de la American Society of Testing and Materials (ASTM) y de la American Society of Civil Engineering (ASCE), entre otros.

“Cuando se es profesor la gente cree que uno sabe todo”, dice con modestia Ramón. En efecto, mientras dictaba clases tuvo su primer caso forense. Al inicio eran temas pequeños. Hasta que llegó un incidente serio en una represa de Filipinas. “Lo más difícil fue cruzarme el mundo desde Texas hasta allá”, rememora con una sonrisa. Sin embargo, asegura que el éxito de esa investigación y de todas las que hace radica 65 % en la tecnología y 35 % en la comunicación. Ha reparado proyectos como la Central Eléctrica de La Grange, Texas; Biorreactor en Doha, Catar; evaluación estructural y reparación del Estadio de Puerto Rico, por citar algunos.

Al inicio de este siglo (2002), Texas encargó la construcción del Museo de Arte Moderno de Fort Worth al arquitecto japonés Tadao Ando, ganador del máximo galardón internacional de arquitectura, el premio Pritzker (1995), y varios reconocimientos mundiales. Sus obras se caracterizan por la reflexión de la luz natural en el concreto. Para lograrlo se requiere un hormigón sin fisuras, fundido en un solo intento. Siete constructores no dieron la talla y Ramón, gracias a su expertise, sí lo logró. “Tuve mucha suerte en aprender de los errores de los otros siete”, afirma.

Museo de Arte Moderno de Fort Worth
Museo de Arte Moderno de Fort Worth

Levantar esa edificación lo convirtió no solo en contratista, sino en amigo de Tadao. Lo recuerda como un genio, que “hacía dibujitos de lo que necesitaba para cada día en un papelito. Es un Picasso de la arquitectura cuyo trabajo me quedó grande”, dice entre risas.

La ingeniería le ha dejado grandes satisfacciones y le apasiona estudiarla, porque la considera el arte de resolver y buscar alternativas para satisfacer las necesidades de las personas. Y que ahora enfrenta el último reto: ser más rápida, más económica y, en definitiva, que haga más con menos.

Estadísticas de la trayectoria de Ramón Luis Carrasquillo, Presidente de Carrasquillo Associates/ Fuente: Mundo Constructor

Fuente: José Guaygua Salinas

Fotografía: Cortesía UNICON

No Comments

Post A Comment