Rafael Gallegos

 

Para él es primordial hacer una evaluación diaria del avance de los proyectos y aplicar medidas correctivas inmediatas, en caso de que no se cumplan los tiempos. Así, la productividad y la eficiencia se plasman en su día a día.Este método de trabajo fue implementado por Rafael, de nacionalidad española y quien llegó a Ecuador en junio del año pasado. Después de varios meses de negociaciones y de visitas al país, este alto ejecutivo vio en Mamut Andino una oportunidad de crecimiento profesional y de desarrollo personal.

 

Anteriormente, trabajó para importantes industrias europeas -en España y Francia-, en las que manejaba la distribución productiva de cada una. Mamut Andino es una de las empresas ecuatorianas e independientes más grandes del país, que nació en 1976 y conoce el mercado de la construcción por más de 35 años. Dedicada al transporte de carga extrapesada y graneles, alquiler de grúas y maquinaria, perforación y voladura de canteras, y movimiento de tierras; esta megampresa se ha especializado en el mejoramiento de terrenos y construcción de vías de acceso a lugares remotos.

 

Junto con otros consorcios es parte de grandes obras que se ejecutan en el país como la construcción del tranvía de Cuenca, la refinería del Pacífico, el aeropuerto de Quito, el parque Samanes, entre otros. Rafael dice que parte del éxito de la compañía es la gente que la conforma. El capital más valioso que posee es el personal que labora en ella y por ello no escatima en mantener como prioridad la capacitación y el cuidado de su salud y seguridad.

 

También destaca el alto nivel tecnológico que manejan a nivel de maquinaria y su gran versatilidad, lo que les permite cubrir cualquier necesidad y brindar servicios integrales. “Somos la empresa con más equipos de construcción a nivel nacional, siempre listos para trabajar por el país".
 

No Comments

Post A Comment