Quito vista aérea/ Fotografía: Eduardo Naranjo

Quito resiliente

MUNDO CONSTRUCTOR ASISTIÓ AL SEMINARIO – TALLER ‘QUITO RESILIENTE’ PARA CONVERSAR CON DAVID JÁCOME, DIRECTOR DE RESILIENCIA DE QUITO, SOBRE LOS AVANCES CONCRETOS QUE HA TENIDO LA IMPLEMENTACIÓN DE LAS DISTINTAS ESTRATEGIAS PROPUESTAS HACE UN AÑO Y LOS ESFUERZOS QUE DESDE SU ÁREA SE ESTÁN LLEVANDO A CABO.

Quito vista aérea/ Fotografía: Eduardo Naranjo

El Distrito Metropolitano de Quito forma parte de esta iniciativa, tras ser elegido entre más de 400 ciudades alrededor del mundo. 

Quito es una ciudad que se enfrenta a todo tipo de amenazas naturales, que sumadas a la distribución desigual, afectan significativamente a la población. La iniciativa 100 Ciudades Resilientes, auspiciada por la Fundación Rockefeller, fue creada con el objetivo de apoyar a las ciudades a construir resiliencia ante los desafíos sociales, económicos y físicos del siglo XXI.

El programa define la resiliencia urbana como la capacidad de individuos, comunidades y sistemas dentro de una ciudad de sobrevivir, adaptarse y crecer, independientemente de las tensiones e impactos que puedan experimentar. La asistencia busca desarrollar esta capacidad colectiva en las ciudades mediante el acceso a herramientas y recursos técnicos, así como la canalización de recursos para su implementación.

El Distrito Metropolitano de Quito forma parte de esta iniciativa, tras ser elegido entre más de 400 ciudades alrededor del mundo. Esto le ha permitido analizar sus vulnerabilidades y retos; así como consolidar una visión urbana que contemple la resiliencia en su desarrollo.

El taller y seminario ‘Quito Resiliente’ se llevó a cabo con el objetivo de visibilizar a las personas que están trabajando para llevar a cabo la estrategia de resiliencia desde diferentes ámbitos. Así, el primer panel de ‘Resiliencia Urbana’ contó con la participación de Héctor Cordero, representante del programa ‘100 Ciudades Resilientes’, quien habló sobre la importancia de la cooperación internacional de los miembros en la iniciativa. “Una de las grandes ventajas de pertenecer a una red es el intercambio de conocimiento, pues permite compartir experiencias con otras ciudades que brindan información que difícilmente se puede obtener de una planificación aislada”, acotó.

Por su parte, Alberto Rosero, representante del Instituto Metropolitano de Planificación Urbana, habló sobre la visión de Quito 2040, que detalla la situación a la que la ciudad pretende llegar con el fin de mejorar la vida de quienes la habitan. “La visión no solo fue construida por expertos, el proceso abarcó alrededor de 4.000 representantes de gremios, academia y barrios. Esa opinión es la que está plasmada en la visión”, añadió.

David Jácome, Director de Resiliencia de Quito/ Fotografía: Eduardo Naranjo
David Jácome, Director de Resiliencia de Quito/ Fotografía: Eduardo Naranjo

David Jácome, Director de Resiliencia de Quito, resaltó el trabajo de entidades internacionales y de aquellas personas inspiradas en el desarrollo urbano que hicieron posible la estrategia de resiliencia. En una entrevista exclusiva con este medio, Jácome brindó detalles del trabajo realizado y los esfuerzos que se están llevando a cabo.

¿En qué consiste la estrategia de resiliencia? ¿Cómo se ha desarrollado la implementación de las iniciativas planteadas hace un par de años?

Quito es parte de una red que pone a su disposición socios y empresas con conocimientos y capacidades que pueden ayudar a la ciudad a superar los retos que se han identificado. El primer paso consiste en construir agendas de resiliencia ajustadas a la realidad de la ciudad, que tengan la capacidad de atender las problemáticas más urgentes. La estrategia de resiliencia es uno de los resultados que evidencian el inicio de un proceso que se podrá llevar a cabo a largo plazo debido al crecimiento de la ciudad.

¿En qué consiste el índice de riesgo en Quito?

Es una herramienta gráfica que toma indicadores socioeconómicos de la ciudad y manchas de amenazas naturales para crear un diseño que permita identificar dónde se concentra el riesgo en la ciudad. Esto permite priorizar acciones para desconcentrar el riesgo y diseñar un plan para reducir la vulnerabilidad socioeconómica. Este análisis ayuda a tomar decisiones con respecto a los sectores en los que se enfocarán los esfuerzos.

¿Por qué es tan importante la participación ciudadana dentro de una ciudad resiliente?

La ciudad es un sistema que cumple funciones para la gente, por lo tanto, su funcionamiento tiene que responder a las mejoras de la calidad de vida de las personas, y reducir la huella ambiental de sus habitantes. La construcción de resiliencia urbana debe comenzar haciendo uso del recurso más importante y exclusivo que tiene una ciudad: las personas.

¿Qué estrategias de transporte se están implementando para lograr un crecimiento urbano bajo en carbono?

A nivel de planificación, lo más importante es resaltar los esfuerzos que la ciudad está llevando a cabo para lograr un desarrollo urbano alrededor de los sistemas de transporte masivo. La movilidad no se resuelve únicamente a través del transporte, sino adaptando la estructura urbana a los sistemas de transporte existentes, mismos que deben ser actualizados. Además, queremos articular todos los sistemas a una sola columna vertebral conformada por el metro y tres corredores.

¿En qué consiste el sistema agroalimentario y por qué resulta tan importante?

La alimentación es clave y aborda de manera directa o indirecta, a cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. La producción agropecuaria en el área periurbana y rural de la ciudad, garantiza que los involucrados accedan a buenas condiciones laborales, además, es un mecanismo de empoderamiento de género y representa una clave en la adaptación de la ciudad al cambio climático.

¿Qué son los polígonos industriales eco-eficientes?

Es una propuesta de un proyecto piloto que nace de la colaboración entre 100 Ciudades Resilientes, el Fomin, la Fundación Avina y Conquito. La idea es proveer asesoría a polígonos en los que hay un asentamiento importante de empresas e industrias para analizar sus procesos productivos, sus demandas de recursos y proponer estrategias para reducir el requerimiento de esos productos, así como también, pensar en mecanismos de reutilización de residuos de esas industrias. Esto promueve investigación, emprendimientos y da la oportunidad a otras personas de insertarse en el mercado laboral.

¿Qué relación existe entre la sostenibilidad y la resiliencia?

La sostenibilidad busca que las personas vivan tranquilas, sin poner en riesgo la capacidad de las futuras generaciones de disfrutar los servicios que nosotros tenemos, para lo cual busca apoyo de países, organizaciones, etc. La resiliencia, por su parte, se basa en la idea de que un sistema con determinadas características, tenga la capacidad de adaptarse a diversas condiciones. Desde este punto de vista, el desarrollo sostenible requiere de la resiliencia para poder caminar sobre una senda de adaptabilidad y de seguridad. Por decirlo de otra manera: el desarrollo sostenible es un gran paraguas y la resiliencia es una herramienta que ayuda a entender las dinámicas y planificar de manera adecuada.

Fotografías: Eduardo Naranjo

No Comments

Post A Comment