¿Qué vivienda prefieren los ecuatorianos?

 

Según el Censo de Población y Vivienda de 2010, del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, en cada hogar ecuatoriano viven 3,78 personas, por lo que un inmueble que tenga al menos dos habitaciones es fundamental para satisfacer las necesidades de vivienda.

Tener una vivienda propia es un sueño de todas –o al menos la gran mayoría– de personas. Según el Censo de Población y Vivienda de 2010, del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, en cada hogar ecuatoriano viven 3,78 personas, por lo que un inmueble que tenga al menos dos habitaciones es fundamental para satisfacer las necesidades de vivienda.

Pero, ¿qué tipo de inmueble buscan los ecuatorianos? Pablo Peña, director de Negocio Inmobiliario de Mutualista Pichincha, da respuesta a esta pregunta y afirma que “la preferencia depende de la zona en la que se quiera vivir. Por ejemplo, en los valles, sur y norte de Quito son más comunes las casas, mientras que en el centro norte los departamentos tienen más demanda”. En esto juega un papel fundamental el hecho de que en el centro de la ciudad los espacios para construcción son bastante reducidos, lo que obliga al arquitecto a proyectarse hacia arriba.

Los condominios son formas de organización que han tomado fuerza en los últimos años. El experto afirma que estas viviendas son populares por su seguridad, áreas verdes y zonas de esparcimiento comunales. Bajo la misma tendencia, los ecuatorianos buscan un inmueble que esté bien ubicado, con acceso a transporte y otro tipo de servicios.

Ninguna opción es mejor que otra, por lo que la elección dependerá del presupuesto y el espacio que requiera la familia que va a habitar la propiedad.

No obstante, sí hay consenso en cuanto a tendencias de decoración. Por ejemplo, dice Peña, viviendas con piso flotante, cerámica en formatos modernos y mesones de granito son atractivos. Pero, la calidad de los acabados irá de acuerdo a la zona e incidirá de manera directa en el costo de la unidad habitacional.

El número de parqueaderos del inmueble podría ser un limitante. “En departamentos o casas de tres dormitorios se ofertan hasta dos parqueaderos”, cuenta Peña. Pero, una familia de cuatro personas –padres e hijos universitarios– puede llegar a tener hasta cuatro vehículos.

Aún así, estas limitaciones no significan un problema, pues se resuelve cuando el inmueble está rodeado de varios servicios a los que se puede acceder caminando o mediante otros medios de transporte.
 

 
 
 
No Comments

Post A Comment