¿Qué clase de vidrio necesitas para tu obra?

El vidrio es uno de los materiales que más cambios ha sufrido en el tiempo y -en la actualidad- sirve para otros propósitos, como la seguridad.

➤ Ver también: Soluciones ligeras y desmontables: edificios como reservas de materiales para el futuro

Vidrio inteligente

Comenzamos con un tipo de vidrio que es relativamente nuevo y ha traído grandes beneficios para oficinas y edificios. La manera en que este vidrio funciona es a base de corriente eléctrica. Ciertos pulsos, a través del cristal, logran que este se torne opaco haciendo que la vista a través de él sea imposible. Así se consigue que los espacios sean más confidenciales. También, pueden ser usados como paneles para proyección o apuntes.

Vidrio de seguridad

Este rubro de vidrios es uno de los más extensos. Se trata de cristales que ofrecen muchos más beneficios sobre cuestiones de seguridad: desde mejor resistencia, hasta métodos inteligentes de rompimiento.

Vidrio templado

Debido a su resistencia, así como a la manera tan única de rompimiento, ha logrado ubicarse entre los vidrios más usados en puertas, ventanas, edificios, mesas de centro y mucho más. Sus fragmentos nunca son grandes, filosos o puntiagudos, sino que cuando se rompe, las piezas que quedan de él son pequeñas e inofensivas, haciendo que las personas que estén a su alrededor resulten ilesas.

Vidrio laminado

Es uno de los más usados cuando se trata de brindar seguridad extra sobre todo en vehículos, pues además de ofrecer más resistencia, su manera de romperse es más controlada. Cuenta con una o más láminas colocadas entre capas de vidrio. De esta manera, cuando se llega a fracturar, este se sigue manteniendo en unidad gracias a la lámina.

Vidrio blindado

El más resistente de todos los vidrios. Gracias a él, se pueden prevenir impactos de armas de fuego y proyectiles. Por su composición, ha sido clave en vehículos para altos mandatarios y representantes en varias partes del mundo.

Texto original tomado de Revista AyC.

No Comments

Post A Comment