Jardín del Lago Derechos de autor: Perkins Eastma

Proyectos emblemáticos municipales

El Metro de Quito: El proyecto de movilidad urbana más emblemático del país

El proyecto de la línea 1 del Metro de Quito representa una alternativa a la necesidad de la ciudadanía de atravesar por un profundo proceso de transformación en materia de movilidad y transporte público. Los ejes que orientan ese cambio hacia la modernidad responden a la problemática que no son ajenas a las grandes urbes de la región y el mundo.

Sin duda, esas respuestas se resumen en el concepto del derecho a la ciudad, consagrado en la constitución del Ecuador, pensado en promover que los ciudadanos puedan disponer de una movilidad universal, eficiente y sustentable; contar con espacios públicos seguros y de calidad: acceder a equipamiento e infraestructura para el disfrute cotidiano y vivir en un ambiente saludable en un territorio que sea lugar de convivencia pacífica y apto para las múltiples expresiones culturales de la ciudad.

En ese contexto se enmarca la mega obra Metro de Quito, que es el proyecto de movilidad urbano más importante en la historia del país y tendrá un enorme impacto en el funcionamiento de la capital, al constituirse como la columna vertebral del sistema público de transporte.

El Metro, la columna vertebral del sistema de transporte urbano de Quito

El diseño del Metro de Quito consideró las condiciones propias de la ciudad, y por ello se emprendieron estudios previos en 2012 que partieron por entender a cabalidad la problemática de movilidad en Quito, a través de 80.000 encuestas para conocer el origen y el destino de desplazamiento de los encuestados.

Los análisis arrojaron la conclusión que un quiteño promedio, en 2030, requeriría de 4 a 5 horas en trasporte público para ir y volver de su lugar de trabajo. Esto evidenció el enorme desafío de la ciudad en temas de movilidad.

A partir de esta realidad, se desarrolló el modelo conceptual del Sistema Integrado de Transporte Público, en el cual el Metro se inserta como eje articulador. En este sentido, el Metro no será “una línea más”; será un elemento que articule y ordene todo el sistema de transporte público, integrando los corredores longitudinales y transversales en una malla de amplia cobertura territorial. Este nuevo rediseño de la ciudad, sin lugar a duda, mejorará la calidad de vida de los quiteños, que dispondrán de más tiempo para actividades familiares, recreativas y educacionales.

En este marco, y con el reto de armonizar el patrimonio cultural de la ciudad y de sortear las características territoriales de la misma, no se escatimaron esfuerzos para realizar diversos análisis como: estudios de hidrología, exploración geológica y arqueológica, estudios de edificaciones patrimoniales, análisis de vibraciones, estudios de impacto ambiental, entre otros. Todos ellos sirvieron para conseguir un adecuado entendimiento de cómo son las entrañas de Quito y alcanzar un mejor manejo del proyecto en su conjunto.

Características del metro de Quito

Método de Construcción

La construcción de una estación de Metro cumple un proceso que puede resumirse en cuatro etapas.

1. Construir el perímetro de las estaciones: con una pantalladora se arman y colocan las paredes de la estación.

Método de construcción 1 metro de quito

2. Reposición de superficie: con las paredes que definen el perímetro de la estación ya colocadas, se funde la losa (techo) de la estación, y se repone la superficie intervenida. Con este proceso culmina la intervención en superficie.

Método de construcción 2 metro de quito

3. Remoción de tierras: una vez que los trabajos en superficie hayan concluido, la tarea continúa bajo tierra, vaciando el interior de la estación.

Método de construcción 3 metro de quito

4. Adecuación: por último, se adecúa el interior de la estación: espacios interiores, boleterías, vestíbulos, ascensores, colocación del andén.

Método de construcción 4 metro de quito

De esta forma, la dimensión promedio de una estación es de 150 mts. de largo por 30 mts. de ancho. Las zonas de construcción (donde se realizan las estaciones) están siendo cercadas durante un promedio de 8 meses, hasta que se cumplan las dos primeras etapas de construcción.

Información de obra del metro de Quito

Túnel

El túnel del Metro de Quito se está construyendo con la técnica de tuneladoras, y se están empleando 3 máquinas. Los nombres de la tuneladoras: “La Guaragua”, “Luz de América” y “La Carolina” fueron elegidos por la ciudadanía quiteña mediante votación electrónica.

Las tuneladoras son fábricas rodantes que utilizan la más alta tecnología no solo en la excavación y vaciado de tierras, sino que además, van recubriendo el túnel simultáneamente con los anillos de hormigón armado. Estos se elaboran en las plantas de dovelas ubicadas en el norte y sur de la ciudad.

Las tres tuneladoras ejecutarán un total de 19,2 km., mientras que el resto de la línea será construida con el método de pantallas. Las tres máquinas están ya en pleno desarrollo de su trabajo, dos de ellas partieron desde la estación de ‘Solanda’ y otra desde la estación de ‘El Labrador’ para realizar los tramos explicados en la gráfica inferior.

Maquinaria usada para la construcción del metro de Quito

La excavación y construcción del túnel tomará 22 meses en total, sin incluir el montaje y desmontaje de las máquinas. Se estima un rendimiento promedio de unos 400 metros al mes por cada máquina.

Las tuneladoras permiten una perforación de alta seguridad, no solamente para los trabajadores de esta mega obra, sino que optimiza el tiempo de construcción y es ideal para el tipo de suelo capitalino.

Generación de empleo

El proyecto Metro de Quito contempla un período de construcción de 36 meses, más 6 meses de prueba. Durante estos 42 meses se calcula una generación de 15.000 empleos indirectos y 5.000 empleos directos entre obreros, técnicos, ingenieros, supervisores y administrativos.

Además, el Metro de Quito ha permitido que un grupo de migrantes ecuatorianos retorne a su país. Los conocimientos que adquirieron durante la edificación de otras líneas de metro en España, Panamá, República Dominicana o Italia les dieron la posibilidad de estar nuevamente en su tierra, junto a sus familias. Ahora, en el Metro de Quito algunos ocupan mandos medios. En promedio, los emigrantes que retornaron para trabajar en este proyecto representan el 25% de toda la nómina.

Bolívar López es guayaquileño y trabaja como supervisor de las armaduras de acero en las estaciones. En España, López trabajó para Metro Madrid desde el 2003. “Son proyectos muy grandes, que nunca se han hecho en el país. Estoy feliz de estar en mi casa. Haciendo el Metro, ni en mis mejores sueños pensaba esto”, menciona.

‘Ciudad Nueva Guayaquil’: Proyectando el futuro

Jardín del Lago Derechos de autor: Perkins Eastma

El proyecto ‘Ciudad Nueva Guayaquil’ permitirá crecer la ciudad durante las próximas décadas, proyectándola como una urbe del futuro y estableciendo su posición como un destino de clase mundial. Sin duda, el diseño urbano que se ha desarrollado para Guayaquil, será un referente para otras ciudades que buscan crecer con una planificación urbana formal, que incluya principios de sostenibilidad, tecnología y que esté orientada hacia el crecimiento económico.

El consorcio ASOPLAN fue contratado por la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil, fundación de la M.I. Municipalidad de Guayaquil, para el desarrollo del plan urbano conceptual que tiene como objetivo el estudio, planificación y diseño del aprovechamiento y desarrollo múltiple de los terrenos y el entorno actual del Aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil.

El consorcio ASOPLAN está compuesto por las empresas Perkins Eastman de Estados Unidos, Consultora Vera & Asociados (CVA) y MetrosCuadrados de Ecuador. Adicionalmente, buscaron la asesoría especializada de empresas de consultoría multinacionales como las firmas Arup y RWDI. Este conjunto de especialistas locales y extranjeros buscó lograr un equilibrio entre el estado del arte para el desarrollo urbano y la economía local, con el objetivo de posicionar a Guayaquil como un destino globalmente reconocido y, además, resolver las situaciones particulares que actualmente presenta la ciudad.

Al entrar en funcionamiento el Nuevo Aeropuerto Internacional de Guayaquil en Daular, las actuales instalaciones dejarán un terreno libre de aproximadamente 240 hectáreas en el centro geográfico del Gran Guayaquil. En este sitio se forjará el nuevo corazón de la urbe a través de la construcción de una ciudad inteligente que tendrá como características fundamentales la sostenibilidad ecológica y financiera, el desarrollo económico y la conectividad.

Principios fundamentales del diseño:

Según Cliff McMillan, Principal de Arup, “Se puede pensar que una ciudad es como un organismo viviente. Están en proceso de actividad todo el tiempo”. Asimismo, Nick Leahy, de la firma Perkins Eastman, destaca la importancia de una planificación adecuada desde el principio. “Desde esta perspectiva, las ciudades se consideran sistemas orgánicos compuestos por personas. Por lo tanto, es fundamental comenzar la planificación enfocados en ellas y buscar la conexión no solo con el ambiente, sino también con la ciudad existente”.

Proceso del plan urbano:

Los trabajos de consultoría tomaron aproximadamente un año, durante el cual se desarrolló el plan urbano conceptual en tres fases claramente definidas. La primera, evaluó la situación actual de la ciudad y sus potencialidades con respecto a temas como transportación, servicios públicos, seguridad ciudadana, medio ambiente, población, características económicas y de mercado. De estos resultados, se definieron la visión y las metas que el proyecto debía alcanzar. En la segunda fase se desarrollaron y evaluaron varios planes urbanos alternativos con el propósito de escoger una alternativa óptima desde puntos de vista técnicos, ambientales, económicos y sociales. En la tercera y última fase, se ajustó el diseño urbano elegido, otorgándole un mayor nivel de detalle y definiendo los distintos proyectos y sistemas individuales que compondrán la nueva ciudad.

Descripción del proyecto:

Así, la ‘Ciudad Nueva’ se divide en tres distritos principales: ‘Distrito Jardín’, ‘Distrito Marina’ y ‘Distrito Central de Negocios’. El principal elemento organizador es un gran boulevard longitudinal con un pequeño canal y espacios verdes públicos que recorren todos los distritos de la ‘Ciudad Nueva’ con el fin de redescubrir el modo de vida de los guayaquileños alrededor de sus esteros, antes de que éstos sean rellenados para urbanizarse.

El ‘Distrito Jardín’ tiene como núcleo un gran parque y busca generar un destino único para el ecoturismo, la cultura, la educación y la investigación en equilibrio con espacios residenciales y comerciales. Contiguo a esta área, se encuentra el ‘Distrito Central de Negocios’, que será el nuevo centro de la ciudad. Esta zona tendrá potencialmente una conexión directa, rápida y segura al Nuevo Aeropuerto Internacional de Guayaquil a través de un sistema de transporte público moderno y albergará desarrollos de tipo comercial, hotelero, residencial y hospitalario. Adicionalmente, en este sector se prevé la construcción de un centro de convenciones de vanguardia con espacios para conciertos al aire libre y parqueos subterráneos.

El Distrito Marina’, ubicado al borde del río en el sector norte del proyecto, tendrá como atractivo principal un museo dedicado al naturalista inglés Charles Darwin y una conexión peatonal en áreas verdes entre el ‘Distrito Central de Negocios’ y los muelles al borde del río. Los muelles contarán con taxis acuáticos para conectarse a través del río con otros atractivos del Gran Guayaquil como el Parque Histórico, el Puerto Santa Ana, entre otros. El equipo de diseño espera que mediante la creación de un corazón verde con conexiones hacia el Río Daule y el Estero Salado, se comiencen a generar nuevas sinapsis y nuevas oportunidades para la ciudad.

Conectividad:

La movilidad y conectividad son un eje fundamental en el proyecto. El diseño vial y la conexión del proyecto con la red de transporte público, buscan resolver el problema de las congestiones que se presentan actualmente. Para ello se elaboraron estudios de impacto de tráfico en los que se evaluaron los niveles de servicio de la red a nivel de intersecciones, proyecto y red principal de Guayaquil. El proyecto se conecta mediante 5 vías transversales a la red vial principal de Guayaquil, y busca dar la prioridad al peatón mediante la separación de los movimientos sin la necesidad del uso de escaleras y pasos peatonales.

Los sistemas de transporte público existentes se conectan al proyecto mediante paradas designadas en las avenidas principales perimetrales. Para la circulación interna, se prevé un sistema de transporte interno eléctrico con los más altos estándares de servicio en su interior. Este sistema interno se conectará con las distintas estaciones de transporte público y posiblemente sería gratuito. El proyecto también plantea las rutas y características de un nuevo sistema de transporte público seguro y rápido al Nuevo Aeropuerto Internacional de Guayaquil desde el ‘Distrito Central de Negocios’.

Para redescubrir las ventajas de la movilidad en el río Guayas, el plan urbano plantea dos muelles con capacidad para taxis acuáticos con el objetivo de conectar el sitio con otros lugares importantes de la ciudad a través de este modo.

El proyecto contempla una serie de senderos peatonales cubiertos que recorren todos los distritos y sus atractivos, además de conectar el río con el estero. Los senderos se unirán con varios parques elevados (en pendiente) para dar prioridad al peatón y al cruce de animales en las intersecciones vehiculares. Adicionalmente, la nueva ciudad tendrá un circuito de carril exclusivo para ciclistas que recorre todos los sitios principales.

Sostenibilidad:

El plan urbano busca alinearse con las metas de desarrollo sostenible establecidas por las Naciones Unidas logrando conseguir los siguientes objetivos: agua limpia (conservación y tratamiento), innovación de industrias e infraestructura (implementación de tecnologías “Smart City”), consideración de acciones climáticas (manejo de inundaciones y amenaza sísmica), energía económica y limpia (energía a través de desechos sólidos y energía solar), desigualdad reducida, preservar la vida animal (cruces de animales y jardines), crecimiento económico y promoción de ciudades sostenibles.

En este sentido, por ejemplo, los cuerpos de agua servirán para el manejo de aguas lluvias, habrá tratamiento de aguas residuales y almacenamiento y tratamiento de aguas lluvias para su reutilización. La iluminación exterior se alimentará fundamentalmente de energía solar. Se prevé que los sistemas de infraestructura y seguridad sean manejados en tiempo real ya que estarán integrados con tecnología de información. Por otro lado, se establecerán normativas para que los edificios a levantarse cumplan con un mínimo de energía solar en su sistema de alimentación, con estándares para reducir el consumo de agua, energía y mejorar la calidad del aire dentro de los edificios. También se requerirá de un sistema de ductos de residuos dentro de los edificios orientado al reciclaje.

Financiamiento:

La ‘Ciudad Nueva’ será autofinanciada. Mediante la preventa de los terrenos asignados como “vendibles”, se financiará la construcción de obras de infraestructura y otras obras básicas seleccionadas, para lo cual la M.I. Municipalidad de Guayaquil dará las seguridades necesarias al sector privado. Para ejecutar el resto de componentes del programa y administrar la ‘Ciudad Nueva’, se recomendó aplicar modalidades de concesión o alianzas público-privadas con inversión privada.

El Metro de Quito

Fuente: Metro de Quito

Fotografías: Eduardo Naranjo

‘Ciudad Nueva Guayaquil’

Fuente: Juan Gabriel Vera Grunauer, MSc., PMP, Gerente Técnico CVA (www.grupovera.com)

Fotografías: Perkins Eastman

1Comment
  • Gillian Yake
    Posted at 22:21h, 31 March Reply

    Estoy totalmente de acuerdo, en que si no conocemos y cuidamos nuestro Patrimonio, cómo vamos a protegerlo y difundirlo?

Post A Comment