Conozca las propiedades de los puentes extradosados

Los puentes atirantados y los de viga cajón pretensada son dos tipologías de puentes que por años han sido implementadas en un gran número de proyectos. En el año 1994, se construyó una estructura con características diferentes llamada puente extradosado, el cual reunía algunas de las propiedades de las otras dos tipologías, lo que lo hacía económicamente muy competitivo.

Esta nueva estructura permitió que se desarrollarán diversos diseños aplicables y, a su vez, se ha logrado su evolución, incorporando nuevas tecnologías y motivando el desarrollo de materiales. En este puente, el tablero está sustentado por los tirantes, que suelen ser en forma de abanico, lo cual reduce los esfuerzos de fatiga debido a carga de tráfico en los cables extradosados, y logrando así emplear anclajes convencionales de puentes postensados.

A pesar de sus beneficios, los puentes extradosados siguen siendo desconocidos en algunos países, en donde para proyectos de carretera y ferrocarril se opta por las tipologías convencionales. A continuación, le presentamos las ventajas de los puentes extradosados y sus inconvenientes.

Ventajas:

• Una menor altura de la torre en los puentes extradosados, en comparación a los atirantados, ha permitido construir puentes en sitios cercanos a los aeropuertos.
• Al no estar afectados los cables por problemas de fatiga frente a acciones verticales, se pueden emplear anclajes convencionales en lugar de anclajes de alta resistencia empleados para las soluciones atirantadas.
• En comparación a los puentes pretensados de viga cajón, el extradosado es una solución más elegante, gracias a que la torre y los tirantes pueden crear una estructura emblemática.
• Los atirantamientos inferiores con puntal permiten doblar luces para un mismo canto de tablero.
• La posibilidad de disponer atirantamientos tanto por encima como por debajo del tablero proporciona más flexibilidad de cara a encajar soluciones con gálibos estrictos.
• En el caso de suelos con baja capacidad portante, un puente extradosado resulta más favorable a un pretensado de viga cajón.

Inconvenientes:

• Las soluciones extradosadas son más económicas que las atirantadas, pero menos que las tipo “viga”. No obstante, en ocasiones, pueden resultar incluso más económicas que éstas si las limitaciones de gálibo inferior son estrictas.
• De cara a acciones transversales, como la acción del viento, los tirantes y anclajes tienen los mismos problemas de fatiga que los de un puente atirantado convencional.
• Debido al mayor peso de la estructura, y a la no existencia de la estructura suspendida, como en los puentes atirantados, las fuerzas sísmicas sobre los elementos estructurales de los extradosados son mayores
• Al no compensarse totalmente las cargas permanentes en un puente extradosado, es importante evaluar con cuidado los fenómenos reológicos en el hormigón.

Fuente: Estructurando

No Comments

Post A Comment