Profesionales proponen una reconstrucción integral

 

Vieron cómo parte del Ecuador se devastó por un terremoto de 7,8 grados y decidieron no cruzarse de brazos. A tres semanas del desastre, el Colegio de Ingenieros Civiles y el Colegio de Arquitectos del Guayas, junto con otros 12 colegios profesionales, 14 organizaciones sociales y otras entidades, como la Cámara de la Construcción, se reunieron para esquematizar los pasos a seguir en la reconstrucción de Ecuador.

 

La propuesta, que nació como un foro de dos sesiones, dejó como resultado una guía de acciones humanitarias y técnicas, que las autoridades podrán poner en práctica en las zonas más afectadas por el terremoto.

 

Los especialistas se valieron de seis ejes que serán contemplados en la Conferencia Mundial Hábitat III, evento organizado Naciones Unidas y que tendrá como sede a la capital en octubre próximo.

 

En esa cita sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible, plantearán -por ejemplo- la cohesión social y la equidad, marcos urbanos constructivos, desarrollo territorial, economía urbano-regional, ecología urbana y ambiente, y vivienda urbana y servicios básicos.

 

El arquitecto urbanista Fernando Garzón, especialista en ordenamiento territorial, fue el coordinador del foro ‘Ciudad región por la reconstrucción’ y ahora es el vocero de los resultados y propuestas que se obtuvieron de esa cita.

 

La alternativa es compleja. Implica un proceso de reinversión en el desarrollo urbano, reinvención en la metodología de los reasentamientos, reubicación de áreas de alto riesgo, tanto de invasiones como de grandes programas inmobiliarios, entre otros puntos.

 

Los expertos dirigen sus soluciones específicamente a las autoridades y profesionales inmersos en el tema de la reconstrucción. “Son ellos quienes tienen sobre sus hombros la responsabilidad de generar resultados". Incluyen en la guía no solo lo relacionado con la reconstrucción a largo plazo, sino también la forma en que se debe tratar un asentamiento provisional, como es el caso de los albergues que fueron abiertos.

 

Es que no solo preocupa la ubicación, sino también la inseguridad. Garzón pone como ejemplo a Haití, en donde se registraron abusos contra niños y ancianos.

 

La labor de estos profesionales enmarca las soluciones para el desastre desde una perspectiva integral. Han tenido en cuenta, incluso, la actividad económica de los perjudicados. Planteando una interrogante ineludible: ¿qué pasará con los obreros cuando ya no haya qué más construir?

 

Bajo ese punto de vista, los expertos concluyen que el trabajo de la reconstrucción debe ser atendido desde todas las aristas afectadas. El presidente de la Asociación de Barrios del Ecuador, Luis Gómez, pide por ejemplo, más protagonismo para los líderes barriales.

 

“Esto es realmente un foro por la vida. La reconstrucción que se lleve a cabo debe ir de la mano de la prevención. Lo que se haga ahora podrá o no protegernos ante futuros desastres naturales de cualquier índole”.

 

Fuente: Diario Expreso 

No Comments

Post A Comment