Proezas de la ingeniería que desafían el equilibrio

La lucha del hombre contra la naturaleza ha producido magníficas obras de ingeniería. La audacia de estas modernas construcciones siempre está al filo de los últimos materiales y tecnologías.

No solo se han resuelto problemas de habitabilidad vertical u obstáculos geográficos, sino que todas estas construcciones tienen un truco de magia, que demuestra la superación y el dominio del ser humano.

Presentamos 9 obras consideradas como prodigios a nivel mundial. ¡Destinos ideales para los amantes de la aventura!

Viviendas suspendidas en el vacío

Lugar: Valle del Cuzco, Perú
Altura: 400 metros

Los tres refugios del Skylodge Adventure Suites se encuentran suspendidos en la falda de la montaña del valle del Cuzco. Son pequeñas cápsulas colgantes, totalmente transparentes, fabricadas con aluminio aeroespacial y policarbonato de alta resistencia.

Cada compartimento contiene cuatro camas, comedor y un baño; y solo se puede acceder por la vía ferrata, a través de un puente colgante.

 

Pisar en la nada

Lugar: Shanghai, China
Altura: 468 metros

La torre Perla Oriental está formada por una estructura de hormigón con acero, sobre la que se disponen tres esferas de acero y cristal.

La esfera superior se encuentra a 350 metros de altura, pero la más visitada, por el suelo acristalado de su mirador, está a 263 metros.

 

El puente colgante más largo de Europa

Lugar: Arouca, Portugal
Altura: 175 metros

El 516 Arouca incluye suelo de rejilla y tiene una longitud de 516 metros. La obra consta de 14 cables y 127 módulos metálicos de cuatro metros de largo cada uno, construidos por la empresa Itecons.

Nadar en el aire: ¿sueño o pesadilla?

Lugar: Londres, Reino Unido
Altura: 35 metros

Aquí no se trata solo de altura, sino de concepto: una piscina transparente de 25 metros de largo que comunica a dos edificios. El proyecto Sky Pool aún no está acabado; pero la estructura de acrílico de 50 toneladas está lista y se prevé que -en lo que queda de 2020- se instale en su ubicación definitiva, en el complejo de pisos de lujo Embassy Gardens Legacy Buildings.

 

El ascensor exterior más alto y más rápido del mundo

Lugar: Hunan, China
Altura: 330 metros

El ascensor Bailong, el “de los 100 dragones”, es en realidad un conjunto de tres ascensores, que recorren en un minuto la montaña de arenisca de cuarzo en donde se ubican.

Sus paredes de cristal permiten contemplar el paisaje del Parque Nacional Zhangjiajie.

 

Una pasarela de madera de 1921

Lugar: Málaga, España
Altura: 100 metros

Esta pasarela peatonal de tres kilómetros está pegada al desfiladero de los Gaitanes, sobre el río Guadalhorce.

Nació para facilitar el acceso a la central hidroeléctrica del Chorro, pero cuando esta cayó en desuso, el camino fue abandonado y ahora es un importante centro turístico.

 

La terraza de cristal sobre el Gran Cañón

Lugar: Arizona, Estados Unidos
Altura: 350 metros

Esta estructura de cristal semicircular, con suelo también de cristal, sobresale 20 metros del promontorio y se eleva 240 metros directos y 350 hasta el lecho del río.

Los cristales, en forma de herradura, son de 10 centímetros de grosor y están diseñados para soportar el peso de 800 personas a la vez, aunque solo se permiten 120 visitantes simultáneos.

 

La pasarela de cristal que finge agrietarse

Lugar: Hebei, China
Altura: 1.200 metros

Es un espectacular sendero turístico de 266 metros, con el fondo de vidrio, que se sostiene al borde de un desfiladero casi vertical.

Este lugar adquirió fama porque usa un efecto de imagen y sonido para simular una grieta, provocando el miedo en los visitantes.

 

La piscina donde acaba la Tierra

Lugar: Singapur
Altura: 200 metros

Las tres torres de este complejo, con centro comercial, hotel, museo, casino, teatros, viviendas y oficinas, son un emblema de Singapur. Pero, ¿qué pasa con la piscina que las une?

En Marina Bay Sands, el agua conduce hasta un abismo de 200 metros. Además, supone todo un reto de ingeniería: construida con 181 toneladas de acero inoxidable, debe permitir cierta oscilación para acompañar el movimiento de las tres torres sobre las que se apoya, pero manteniendo en todo momento el borde invisible del agua en posición horizontal.

Fotos y texto original tomados de: El País

 

No Comments

Post A Comment