Panorama del sector de la construcción en el 2017

 

Este sector se encuentra en una etapa de recesión, siguiendo el mismo ciclo de la economía; aunque con una contracción más intensa -ver gráfico 4- que se refleja en las tasas de crecimiento negativas presentadas en cada uno de los trimestres del 2016.

 

El dinamismo de la construcción se vio afectado, pues tiene una relación directa con la inversión en obras públicas, así como en la oferta y demanda de vivienda, que se ha contraído por los bajos ingresos del Estado y la contracción en los ingresos de los hogares. 

 

 

De acuerdo a cifras provisionales del Banco Central de Ecuador, este sector fue el de mayor reducción en términos de PIB (-10,3%) en el 2016. Las proyecciones de crecimiento para el 2017 dependerán si se realiza un ajuste fiscal fuerte o moderado.

 

En el primer caso se espera un crecimiento del -1% y con un ajuste fuerte del -2,5%. La recuperación del sector en términos de crecimiento se observará a partir del 2018, junto al mejoramiento del resto de la economía.

 

 

El sector atravesará un año más de contracción que, si bien será menos agresivo como síntoma de entrada a una etapa de recuperación, corresponde al tercer año de decrecimiento.

 

Aunque aún existen oportunidades en el mercado, acceder a ellas en el 2017 será más desafiante. El reto como participante del sector consiste en mantenerse para aprovechar del crecimiento de la economía en los próximos años.

 

 

 

Índice de precios

 

Por otro lado, se espera que el sector de la construcción presente precios bajos en cuanto a materiales, equipo y maquinaria debido a una menor actividad económica. Durante el 2016, el índice presentó una tasa negativa del -2,5% y se espera que en el 2017 disminuya y oscile en un rango entre el -2% y -1%, es decir, una contracción en el nivel de precios similar a la del 2009, periodo en el que hubo una contracción fuerte por la crisis internacional. 

 

 

 

Empleo 

 

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) del INEC, que mide la dinámica del mercado laboral, la construcción es el quinto sector con mayor participación en el empleo total.

 

 

Debido al entorno económico, se registra una contracción de 39.093 de empleos adecuados y un repunte de 48.357 empleos inadecuados. Lo que implica que si bien el empleo del sector de la construcción aumentó en el último año en alrededor de 9.300 plazas de empleo, estas se concentran en empleo inadecuado, el cual va en aumento desde el año 2013.

 

Para el 2017, esta tendencia podría continuar en caso de que la economía mantenga bajos niveles de crecimiento.

 

 

 

Proyección 2017

 

Resulta clave dinamizar este sector y promover mayor actividad. Históricamente, ha sido un pilar fundamental en el desarrollo de la economía. Frente a un escenario de incertidumbre y recesión, se plantean varios retos. Se requiere de la estabilización del empleo e ingresos en la economía para retomar la senda de crecimiento. Para esto es importante que el ajuste fiscal no sacrifique la inversión pública, clave para impulsar el desarrollo de este sector y
de la economía.

 

 

 
No Comments

Post A Comment