Movilidad, un eje transversal de la infraestructura

 

La movilidad es una dinámica clave de la urbanización. La infraestructura asociada a esta determina el modelo urbano de las ciudades, la impresión espacial definida por calles, sistemas del transporte, espacios y edificios.

 

En el 2005 se realizaron aproximadamente 7.500 millones de viajes al día en diferentes ciudades del mundo. Para 2050 se estima triplicar o cuadruplicar en kilómetros cubiertos por pasajeros respecto al año 2000 (siempre y cuando los costos de infraestructura y de energía lo permitan). Asimismo, el transporte de carga podría aumentar más del triple durante este período.

 

Sin embargo, a pesar del aumento en los niveles de movilidad urbana en el mundo, el acceso a los lugares, actividades y servicios se está tornando cada vez más difícil. El crecimiento urbano descontrolado (la expansión horizontal de baja densidad de las ciudades sobre territorios extensos), ha aumentado la distancia entre destinos funcionales, lo que ha conducido a un aumento de la dependencia de transporte motorizado privado, así como de otros tipos de movilidad dependiente del automóvil.

 

Por consiguiente, la congestión y los embotellamientos de tránsito se han convertido en norma en muchas ciudades. La vida urbana se ve afectada por factores externos negativos, como la contaminación, estrés auditivo y accidentes.

 

En los países en vías de desarrollo, especialmente en ciudades africanas donde caminar puede representar hasta 70% de ese modo de transporte, el desarrollo urbano horizontal de baja densidad causa la creciente exclusión de los pobres en las zonas urbanas. La escasez de transporte impide que muchos habitantes no puedan ir a los centros urbanos o a las áreas que concentran el comercio y las instituciones, privándoles las ventajas que la urbanización ofrece.

 

Para abordar el desafío de la movilidad, ONU-Habitat ofrece un paquete comprensible de conocimiento, promoción y asistencia técnica para brindar apoyo a los gobiernos nacionales y autoridades locales en el desarrollo y puesta en práctica de planes de movilidad y de estrategias de inversión urbana que sean sostenibles.

 

En consulta a gobiernos asociados, mientras se construyen compromisos y sociedades, ONU-Habitat apoya un amplio proceso de consulta entre las partes interesadas para desarrollar estrategias metropolitanas de movilidad que se adapten a las necesidades y particularidades locales, y que sean viables en términos de financiamiento, construcción, mantenimiento y operación.

 

Artículo originalmente publicado por: ONU-Habitat

No Comments

Post A Comment