Procesos burocráticos/ Fotografía: 123RF

Menos trabas para la construcción

Las instituciones deben entender la problemática actual y generar las condiciones de seguridad jurídica adecuadas, para que los inversionistas vean atractivo construir en Ecuador, dinamizando así la economía”.
Procesos burocráticos/ Fotografía: 123RF

El sector de la construcción enfrenta una situación muy complicada por la disminución de obra pública por parte del Estado, a casi la tercera parte de lo invertido en 2017, sumándose a la crisis que atraviesa el país. Sin embargo, la empresa privada está dispuesta a invertir y crear nuevas plazas de empleo, que permitan sacar adelante la economía nacional.

Para lograr el objetivo de generar la mayor cantidad posible de empleo pleno, es necesario recurrir a alianzas público – privadas, que promuevan megaproyectos en las distintas ciudades del país, así como, buscar la disminución de los trámites burocráticos que mantienen represados a cientos de proyectos particulares.

Las instituciones deben entender la problemática actual y generar las condiciones de seguridad jurídica adecuadas, para que los inversionistas identifiquen lo atractivo de construir en Ecuador, dinamizando así la economía.

Lastimosamente hemos visto como el Concejo Metropolitano de Quito sigue sin comprender la situación, y pone trabas a las aprobaciones de nuevas urbanizaciones y proyectos importantes, haciendo caso omiso a los informes técnicos positivos presentados por todos los estamentos municipales a cargo de la planificación de la ciudad, agua potable, alcantarillado, vialidad, electricidad, etc.

Los concejales, en sesión ordinaria, hicieron primar su criterio personal en cuanto al ancho que debe tener una calle, la ubicación de jardines, y la pretensión de incluir vivienda de interés social en un proyecto no destinado para tales fines.

Este caso es uno de muchos, cada día, en Quito y en las distintas ciudades del país se repiten problemáticas como esta, generando desconfianza en los promotores e inversionistas privados, que prefieren llevar sus capitales a otros horizontes, donde la seguridad jurídica les presta las garantías adecuadas.

Un Estado que garantice la seguridad jurídica para todos, es un Estado sano, que puede crecer y fortalecerse de manera adecuada, para buscar el bienestar de todos sus habitantes que, al tener empleo, pueden vivir de manera digna y progresar.

Es importante que todos los componentes del Estado se alineen por el bienestar de la nación y comiencen a destrabar los procesos burocráticos, que tanto daño le hacen a la industria de la construcción. Se debe simplificar los trámites y generar los incentivos suficientes para atraer capitales que dinamicen la economía.

Constructores Positivos, como es su característica, ha promovido varias reuniones importantes con representantes del Municipio, tanto en la ciudad de Cuenca, como en Quito, para presentar soluciones a los puntos críticos, que permitan que las construcciones fluyan de manera más rápida. Esperamos que las soluciones presentadas, sean implementadas a la brevedad posible, para lograr que un sector que representa el 20 % del PIB, empiece a caminar de manera firme hacia un futuro mejor.

Es momento para que todos aportemos con ideas innovadoras, y nos unamos para lograr un cambio en el país. Dejar la pasividad es el primer paso para buscar mejores horizontes para nuestro sector, pasemos a la acción y ayudemos a generar las condiciones de seguridad jurídica que garanticen las inversiones privadas, así como las alianzas público – privadas, forjemos confianza y brindemos esperanza a nuestros conciudadanos.

Un país mejor es posible, está en nosotros constructores, utilizar el ingenio que nos caracteriza para presentar alternativas de proyectos emblemáticos para el país, financiarlos y construirlos de la mano con el Estado, generando puestos de empleo y brindando bienestar y riqueza para nuestra Patria.

Fuente: Ing. MDI. Daniel Elmir

Fotografías: 123RF

No Comments

Post A Comment