Madera/ Fuente: WOODSOLUTIONS

Madera, una alternativa ante el hormigón y el acero

Madera/ Fuente: WOODSOLUTIONS

Cross Laminated Timber (CLT) o conocidos en castellano como paneles contralaminados han marcado una alternativa en la construcción moderna, gracias a su versatilidad, a su funcionamiento estructural, muy diferente a sistemas anteriores, a su sencillez constructiva y a que alcanzan alturas similares al acero o al hormigón. Adicional, la madera en sí se convierte en el acabado ideal sobre pisos o paredes.

Los CLT están formados por grandes capas de madera, encoladas con adhesivos o sujetadores para uso estructural, de forma que la orientación de las fibras de dos capas adyacentes es perpendicular entre sí. La estructura transversal del panel es simétrica y se compone por mínimo tres capas y máximo siete.

La madera empleada requiere estar seca y clasificada estructuralmente, no obstante, se admite que un muy pequeño porcentaje de tablas no cumplan con el requerimiento. Los paneles contralaminados estructurales se caracterizan por un extenso rango dimensional y el espesor de las piezas de madera varía según el fabricante, aunque es común que la ratio anchura/espesor sea superior.

Entre sus ventajas, la madera regula la humedad del ambiente y genera una atmósfera agradable en diversos climas. Cuando la edificación llega a su fin toda la materia prima natural se recicla cuidando el medio ambiente. A lo que se suma que, es un aislante acústico natural.

El montaje es rápido y, sobre todo, es sólido, pues sus altos estándares facilitan la construcción sismorresistente. Debido a que conforma paredes más finas se logra ganar espacio valioso para incrementar la habitabilidad.

Fotografía: WOODSOLUTIONS

No Comments

Post A Comment