Estadio Rostov/ Fuente: Company RossTour

Los estadios verdes se apoderan del mundo

Alrededor del mundo, los estadios se visten de verde. Las características sostenibles de estos complejos deportivos se ven reflejados en varios aspectos de su construcción y arquitectura. A continuación, presentamos un recorrido por varios estadios sostenibles.

Amsterdam Arena

Con una capacidad de aproximadamente 55.000 espectadores, el Amsterdam Arena destaca por sus 4.200 paneles solares ubicados en el techo, factor que permite cubrir el 10% del consumo energético en todo el estadio. Sillas fabricadas con un plástico sostenible a base de materias primas, un sistema de climatización regulado con agua del lago Ouderkerkerplas y la reutilización de agua de lluvia son varios factores que convierten a este complejo deportivo en un estadio verde.

Estadio Rostov

No solo el Luznikí brilla por ser una joya arquitectónica del mundial de Rusia 2018, el estadio Rostov construido por el Estudio Populous es un complejo cuya arquitectura se inspiró en lo túmulos funerarios de los antiguos pueblos siberianos. Este complejo favorece la utilización de luz natural al estar envuelto por una cubierta transparente y ha incorporado en su construcción diversos materiales ecológicos. Al finalizar el mundial, este recinto se convertirá en el centro de una ciudad sostenible que se construirá en sus alrededores.

Mineirão

El Mineirão cotiza como el primer estadio de Brasil en incorporar paneles solares en su techo. Gracias a esta implementación, este recinto provee de energía solar tanto a sus instalaciones como a más de mil hogares ubicados a su alrededor. Adicionalmente, Mineirão acumula agua de lluvia en un depósito de 6.000 metros cúbicos, para posteriormente reutilizarla.

San Mamés

Ubicado en Bilbao, San Mamés fue el primer estadio europeo en conseguir una de las certificaciones más importantes en materia de sostenibilidad. El certificado LEED o Leadership in Energy & Enviromental Design calificó a este estadio como sostenible debido a sus sistemas de ahorro de agua, su cubierta fabricada con lana de mineral de vidrio y el uso de materiales reciclados en su construcción.

Ras Abu Aboud

Comparado con un lego, el Ras Abu Aboud será el primer estadio desmontable del mundo. Esta edificación de naturaleza modular se convertirá en una de las sedes del mundial Catar 2022. Compuesta por aproximadamente 900 bloques, esta estructura ahorrará en materiales de construcción, generando menos residuos y contribuyendo a la reducción de la emisión de gases invernadero.

Morro da Mineira

Ubicado en una favela de Río de Janeiro, Morro da Mineira sorprende al mundo por su tecnología que produce energía al caminar. El campo de juego de este complejo se pavimentó con 200 unidades de placas cinéticas, que transforman el movimiento de los jugadores en luz que mantiene encendido al estadio.

Sin comentarios

Publicar comentario