Lo que el constructor debe saber de las Alianzas Público Privadas que propone la Empresa Pública de Vivienda del Ecuador

 

La semana pasada, en el auditorio de la Cámara de la Industria de la Construcción (Camicon), se realizó la II Ronda Informativa y de Promoción para Alianzas Estratégicas Público–Privadas, liderada por la Empresa Pública de Vivienda del Ecuador (EPV).

 

A este evento asistieron numerosos constructores, promotores inmobiliarios y representantes de instituciones financieras públicas y privadas que ven en este modelo de negocio una oportunidad de inversión.
 

María de los Ángeles Duarte, ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, fue la encargada de dar la bienvenida a los asistentes. Resaltó la importancia del trabajo conjunto entre el sector público y privado, con el objetivo de impulsar la economía y desarrollar la industria de la construcción en el país.
 

 

Jorge Wated, presidente del Directorio de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO EP), comentó que se han generado leyes e ideas que incentivan la participación de los sectores público y privado en el desarrollo del país.
 

Por su lado, Bernardo Ortega, gerente general del Biess, anunció que pese a la situación de la economía ecuatoriana, la entidad ha mantenido sus préstamos hipotecarios. “El 41% del presupuesto asignado para este tipo de financiamiento se ha colocado en el mercado”, aseguró.
 

Para cerrar las intervenciones, Hándel Guaysamín, presidente del Colegio de Arquitectos del Ecuador, pidió a las entidades estatales la realización de concursos para elegir los constructores y diseños. “Hay que resolver las obras incentivando la inteligencia y el talento ecuatoriano. La arquitectura para los pobres, no debe ser una arquitectura pobre. No se trata de construir m2, sino de levantar estructuras eficientes”, dijo.

El principal del máximo organismo de arquitectos del país también rescató que Quito es la única ciudad que da las garantías de cumplimiento de normativa legal y urbana, pues entrega certificados de sismorresistencia.
 

 

Algunos proyectos

Como parte del evento, algunas entidades públicas expusieron sus propuestas a los futuros aliados estratégicos.

La Corporación Financiera Nacional (CFN) presentó las bases legales de su proyecto CFN Construye, enfocado en el financiamiento para construcción de vivienda de interés público. Algunas de las condiciones para participar en esta propuesta es que el costo oscile entre USD 40.000 y USD 70.000 y el metro cuadrado no exceda los USD 870. Además, se financia hasta cinco años, con dos de gracia.

Los terrenos deben estar ubicados en zonas urbanas, urbano-marginales o de conurbación permitida. Además, las construcciones se entregarán con redes eléctricas soterradas y conexiones de 220V, que permitan la implementación de cocinas de inducción. Las garantías deben ser escalonadas en función de los desembolsos.

Otro de los organismo que expuso su oferta fue el Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE). Su proyecto, ProHabitat, tiene como objetivo fomentar el desarrollo de la vivienda de interés social (VIS). Para esto, ha diseñado un producto denominado 'Operaciones de financiamiento en banca de primer piso’.

El constructor debe cumplir con cuatro ‘vialidades’ para acceder al crédito del BDE.
 

Vialidad legal: está dada por la transferencia de un dominio a favor del beneficiario del crédito de los bienes inmuebles sobre los cuales vaya a desarrollarse el proyecto inmobiliario. Ante ellos no debe existir limitaciones de dominio o gravámenes que impidan la ejecución del proyecto.

Vialidad técnica: está dada por el registro y aprobación de planos del proyecto. Tener permisos, licencias o autorizaciones necesarias para el inicio de la construcción y contar con el presupuesto del proyecto y el cronograma valorado.

Vialidad comercial-financiera: se cumple siempre que el sujeto de crédito tenga un estudio de factibilidad que justifique la viabilidad financiera del proyecto establecida en el presupuesto. Además de que la obra cuente con ingresos o compromisos de recursos, que permitan el desarrollo de la construcción hasta el final.

Viabilidad socioambiental: el proyecto debe fomentar la organización social, que gestione la vida en comunidad y las mejores prácticas ambientales.
 


 

 

Bono de la vivienda

Para lograr un desarrollo adecuado de estos proyectos, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda incentiva un bono, para apoyar a las familias con menores ingresos, quienes a su vez endosan este valor al promotor para financiar la construcción de la vivienda.

Hasta USD 25.000 el bono es de USD 6.000; desde USD 25.001 hasta USD 30.000, el bono es de USD 5.000 y desde USD 30.001 hasta USD 40.000, el bono es de USD 4.000.
 

Propuestas atractivas

Finalmente, la EPV ha puesto requisitos mínimos de cumplimiento obligatorio para poder establecer las alianzas. Entre ellos incluyen: índice de liquidez y de endeudamiento, patrimonio del postulante y experiencia en el sector inmobiliario.

En aspectos como el aporte de los predios (con documentos jurídicos en regla y estudios de prefactibilidad técnica, entre otros), así como los diseños urbanísticos del proyecto, la EPV invitó a los empresarios a colaborar con un aporte mínimo equivalente al valor del predio en capital, honorarios y estudios técnicos.

La oferta de la entidad incluye la posibilidad de la cesión de los derechos fiduciarios de la EPV, así como la entrega de la gestión integral del proyecto al promotor interesado, incluyendo la comercialización de las unidades de vivienda.

Según la EPV, la respuesta del sector constructor ha sido positiva y se manifiesta en las decenas de reuniones que la institución realiza con los interesados.

Para más información sobre las 'Bases para el concurso público para alianzas público- privadas de proyectos inmobiliarios' la EP Vivienda ha activado un espacio 'online' con toda la información sobre cada uno de los predios participantes en esta primera etapa, que en un futuro inmediato, incluirá terrenos estatales en todo el país.

 
No Comments

Post A Comment