Las inversiones inmobiliarias no residenciales alcanzaron los 10.350 millones de euros en 2019

El terciario español consolidó su estabilización el pasado año pero registró una nueva caída interanual. El volumen de las operaciones inmobiliarias cerradas de enero a diciembre fue un 8,7% más bajo que en 2018, un 16,9% inferior al de 2017 y un 7,6% menor al de 2016.

Un año muy equilibrado entre segmentos: las oficinas lideraron el sector con un 27% del volumen total de operaciones, por encima del retail, que en 2019 perdió su protagonismo habitual pero acaparó un notable 26%. El segmento logístico cerró su año récord con un 24% del total de las inversiones, seguido del hotelero, que cerró el ranking con un 23%.

 

El mercado inmobiliario terciario en España cerró el año con un total de 10.350 millones de euros en volumen de inversiones en  activos inmobiliarios no residenciales. Por segmentos, las oficinas volvieron a liderar el ranking acaparando el 27% del total de las inversiones hasta los 2.794,5 millones de euros, por encima del retail, que en 2019 perdió su protagonismo habitual pero acaparó un notable 26% (2.691 millones). El segmento logístico cerró su año récord en España con un 24% del total de las inversiones (2.484 millones), y el hotelero ocupa la última posición del ranking con un 23% (2.380,5 millones).

 

Así, en comparación interanual, el volumen de operaciones inmobiliarias registrado el pasado año fue un 8,7% más bajo que en 2018, cuando se alcanzaron los 11.250 millones de euros en inversiones, un 16,9% inferior al de 2017 (12.100 millones) y un 7,6% más elevado que el volumen de inversiones registrado en 2016 (11.134 millones).

Gerard Marcet, socio fundador de Laborde Marcet, hace balance y destaca que “el 2019 ha sido un año en el que el sector ha registrado cierta corrección en algunos indicadores y ha entrado en una fase de estabilización que pone fin al periodo alcista que se venía registrando desde el 2014. Es interesante observar la fluctuación positiva de ciertos segmentos como el logístico en detrimento del hotelero, que en años anteriores había acaparado gran parte de las operaciones y en estos momentos ya ha detenido su crecimiento exponencial. Por otra parte, las oficinas y el retail siguieron registrando mucha actividad, especialmente en las grandes ciudades”.

El mejor cuarto trimestre desde 2016

 

En el análisis trimestral, en el periodo octubre-diciembre se registraron un total de 2.850 millones de euros en operaciones inmobiliarias no residenciales, un 3,5% más que en el mismo trimestre de 2018 y un 12,3% más que en el de 2017. Hay que remontarse hasta 2016 para encontrar un cuarto trimestre mejor, con un total de 4.634 millones registrados, un 62,6% más que en el último trimestre de 2019.

 

El mercado inmobiliario terciario español estuvo marcado el pasado 2019 por los movimientos y operaciones llevadas a cabo por los capitales privados, las SOCIMI y los family offices locales que operan en las grandes ciudades españolas, especialmente Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Sevilla, Bilbao y Palma. Las claves de la evolución del sector seguirán girando en torno a la competitividad de los precios y al comportamiento de la oferta y la demanda, determinado en gran medida por la coyuntura económica, la estabilidad política en todos los niveles (local, autonómico, nacional e internacional), la calidad de los activos y la influencia real de la recesión económica global. 

No Comments

Post A Comment