La sostenibilidad e innovación se conjugan en Edesa

Edesa, reconocida marca en la fabricación y comercialización de la más amplia gama de productos para baños, nos abrió las puertas de su planta de producción para conocer el proceso de elaboración de sanitarios, de la mano de Alberto Enríquez, Gerente del Área de Producción.

Una planta sostenible

Alberto Enríquez, Gerente de Producción de Edesa, menciona los factores distintivos que hacen de ésta, una planta sostenible. “La planta se basa en el reciclaje. Aquí se recicla el agua, la pasta, los residuos y el aire”, analiza Enríquez.

La incorporación de una nueva matriz energética a base de gas natural fue uno de los cambios más importantes que Edesa ha implementado en su planta, convirtiéndose en una de las pocas empresas del país que consumen este tipo de combustible orgánico hecho en Ecuador, y que al mismo tiempo, tiene la capacidad de reducir el 90% de los gases contaminantes. A su vez, Edesa trabaja junto con distintas hidroeléctricas para reducir un 15% aproximado de energía en todos sus procesos.

Adicionalemente, esta serie de ahorros energéticos han sido producto de perfeccionar los procesos de fabricación y de reciclar recursos, este es el caso del calor emitido por los hornos de quema. El proceso de reciclaje de calor se basa en combustionar el gas natural y aprovechar la temperatura del aire para redireccionarla a diversos puntos del proceso de la fabricación de sanitarios.

Inspección final de un sanitario / Eduardo Naranjo
Inspección final de un sanitario / Eduardo Naranjo

El ahorro de agua es otro factor que no podía faltar. La compañía recicla este recurso mediante una planta de tratamiento, con la cual se pueden producir aproximadamente 2 millones de piezas al año con un consumo 6.000 metros cúbicos de agua. El próximo reto para los trabajadores de Edesa nace de la preocupación medioambiental y de la necesidad de innovación de su visionario Presidente Ejecutivo, Diego Fernández Salvador, quien ha impuesto a sus colaboradores el desafío de crear un sanitario que llegue a utilizar 3 litros de agua en una sola descarga, meta que los trabajadores de la compañía buscan incorporar.

Proceso de producción de sanitarios

El proceso de producción de sanitarios empieza en el departamento de Desarrollo y Diseño, un lugar donde de acuerdo con Enríquez, “nuestros trabajadores se inspiran y nacen los sueños”. Este departamento se encarga de recibir información acerca de las tendencias y nuevas tecnologías del mercado, así como las opiniones y necesidades que presentan los clientes. De la unión de todos estos conceptos, se desarrollan ideas innovadoras de productos, que responden a un diseño visual e hidráulico alineado a lo que dicte la vanguardia.

Este es el caso de ‘Ego Pure’, un producto con una tecnología sanitaria que está revolucionando al mundo. ‘Pure Rimless’, una tecnología exclusiva de la marca Briggs de Edesa, logra ser sostenible en su proceso de producción, Inspección final de un sanitario aportando al beneficio de la naturaleza y a la economía del hogar al ahorrar más de un 60% de agua en cada descarga. Esta tecnología consistente en un modelo de sanitario sin anillo y con un pozo completamente limpio, que no posee dibujos o líneas sobre las cuales se acumule la suciedad, facilitando su limpieza. Compuesto por dos salidas de agua, este sanitario produce un torbellino que limpia por completo la taza; mientras que que su potente jet inferior produce una poderosa descarga.

Para José Ignacio Fernández – Salvador, coordinador de Trade Marketing de Edesa, “el desarrollo de productos en nuestra empresa es una fusión de tecnología, innovación, eficiencia y estética”, reflexiona. Así, Edesa busca que diseño y funcionamiento se conjuguen, resultado que se logra a través de la elaboración de varios prototipos de sanitarios sometidos a simulaciones y pruebas de calidad que certifiquen su funcionamiento.

Aprobado el producto, se procede a construir una matriz a la que se inyecta yeso o resina micro porosa, mediante máquinas dosificadoras automáticas. De este proceso se obtiene un molde con el cual se producirán las piezas sanitarias. Factores como la temperatura del agua, los ángulos de agitación y el volumen de mezcla, inciden en la producción de un molde de yeso con las capacidades capilares necesarias y que posteriormente absorberán el agua contenida en la pasta de los sanitarios.

Orgulloso de la tecnología que ha implementado Briggs de Edesa a este proceso en especial, Enríquez analiza la importancia de la incorporación del uso de agua caliente para el secado de los moldes de yeso, permitiendo que este proceso concluya en aproximadamente 12 horas, factor con el cual reducen el consumo de energía eléctrica. “Somos una compañía que recicla sus recursos”, enfatiza.

Mientras los moldes son fabricados, una serie de expertos analizan cuáles son las mejores combinaciones de materiales para crear la pasta y el esmalte que caracterizan a los sanitarios de Edesa. La pasta– material con la que se producen los sanitarios– es elaborada con una receta original, y cuyos ingredientes están compuestos por diversas materias primas importadas. En su proceso de elaboración, se combinan dos tipos de pasta una denominada “no plástica” y la otra “plástica”, combinación que otorga al sanitario consistencia y maleabilidad.

En el año 2000 Edesa incorporó el proceso de molienda vía húmeda para la fabricación de su pasta ‘no plástica’. Gracias a este cambio, la compañía no produce polvo contaminante, asegurando el bienestar de los habitantes de la planta. Por otro lado, el esmalte– que caracteriza y otorga el color a los sanitarios Briggs– está compuesto por las mismas materias primas que la pasta, solo que a esta mezcla se le añaden colorantes.

Posterior al proceso de elaboración de moldes, pasta y esmalte, llegamos a un punto crítico denominado Vaciado Gama, lugar donde el molde y pasta se encuentran. La pasta es bombeada a través de tuberías y llega a los puntos de llenado donde se encuentra el molde de yeso. El molde, gracias a sus efectos capilares, logra absorber el agua de la pasta, separando lo líquido de lo sólido y permitiendo la formación del sanitario. Cuando la pasta ha adquirido su forma final, se drena la cantidad de pasta líquida sobrante y se procede a inyectar aire para secar el producto. La pasta residual se vuelve a meter a las tuberías y es reutilizada.

Área de "Vaciado Gama" / Eduardo Naranjo
Área de "Vaciado Gama" / Eduardo Naranjo

Al salir del molde, el sanitario se dirige al área de pre- secado, lugar climatizado que evita la generación de grietas. En este punto, se perfeccionan los acabados y pasado el tiempo de reposo, el producto va al área de secado. Como resultado, la pieza queda consistente y se quita el remanente de humedad. Después de estos procesos, el sanitario se somete a una inspección cruda, en la cual se detectan posibles grietas o imperfecciones.

Una vez inspeccionado se procede a la aplicación de esmalte, mediante un sistema presurizado de inyección. Este proceso no resulta contaminante, ya que se utiliza un sistema de recolección que convierte al agua y al esmalte en lodo, recurso posteriormente tratado y reutilizado. La quema del producto se constituye como parte del proceso final, donde es importante acotar que el calor producido por la quema es reutilizado, pues una parte de este calor sirve para calentar el agua que seca el molde de yeso, mientras que el remanente se enfría y es enviado al área de vaciado para secar la pasta que se encuentra en el molde. Pasado el proceso de quema, el sanitario es clasificado, inspeccionado, embalado y enviado a bodega.

De acuerdo con José Ignacio Fernández- Salvador, Coordinador de Trade Marketing de Edesa, lo que distingue a esta compañía es la pasión de sus trabajadores por realizar un trabajo de excelencia que nace de “los ecuatorianos, para los ecuatorianos” y que busca ir más allá del país para romper esquemas y revolucionar la industria.

Fotografías: Eduardo Naranjo

Sin comentarios

Publicar comentario