Aeropuerto Seymour/ Fotografía: Ecogal Aero

La sostenibilidad aterriza en Galápagos

La primera terminal aeroportuaria ecológica del mundo se encuentra en Galápagos, entre sus innovaciones destacan el uso de energías limpias, la reutilización de agua, así como el aprovechamiento de los vientos.

Aeropuerto Seymour/ Fotografía: Ecogal Aero
Aeropuerto Seymour/ Fotografía: Ecogal Aero

Con un año de construcción y seis años de existencia, la Terminal Seymour, ubicada en la isla Baltra y construida por la ‘Corporación América – Holding International’ en el 2012, sigue sorprendiendo por ser el primer aeropuerto ecológico del mundo que posee el certificado Leed Gold, importante reconocimiento de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, otorgado por ‘U.S. Green Building Council’.

LEED Gold recognition/ Fuente: Paric

Pensada, diseñada y construida como una edificación sustentable, esta terminal fue deconstruida cuidadosamente, sus piezas anteriores se reutilizaron en un 75%; mientras que, la estructura actual está constituida por tubos de exploración petrolera recuperados del Oriente ecuatoriano.

Vista lateral Aeropuerto Baltra
Vista lateral Aeropuerto Baltra

Esta edificación apunta a conseguir mayor calidad ambiental con una mínima dependencia energética, al contar con estrategias bioclimáticas de acondicionamiento natural, como grandes ventanales y paredes con colores claros que permiten el ingreso lumínico al recinto. Por otro lado, la incorporación de energías renovables permiten que esta obra se abastezca de energía en un 100%, el 35% de energía proviene de paneles fotovoltaicos y el 65% restante de molino eólicos.

Al no poseer suficientes fuentes de agua dulce y una reducida cantidad de agua lluvia, el terminal destaca por implementar una planta de salinización que suministra agua para los lavabos, misma que se recicla para los inodoros. El terminal cuenta con una ubicación estratégica que presenta vientos predominantes, los cuales permiten aprovechar la brisa del lugar para regular la temperatura de las instalaciones. A su vez, la ubicación del terminal evita que los gases de las aeronaves ingresen a las instalaciones, asegurando también, la disminución del ruido percibido por los pasajeros.

A la fecha de hoy, esta construcción cuenta con cinco importantes reconocimientos:

  • Certificación ‘LEED Gold’
  • Premio como “Mejor Proyecto Arquitectónico” otorgado por ‘Premios Latinoamérica Verde’
  • Finalista de los ‘Premios Infraestructura 360’
  • Certificación ‘Punto Verde’ otorgada por el Ministerio del Ambiente
  • Certificación nivel 2 Reduction del programa de acreditación de ‘Airport Council International’

Fotografías: 

Ecogal

Paric

No Comments

Post A Comment