Constructores/ Fuente: 123RF

La realidad actual de la construcción ecuatoriana

Constructores/ Fuente: 123RF

La desaceleración económica en Ecuador es una realidad que todo el entorno empresarial debe afrontar. Las condiciones para hacer negocios ya no son las mismas de hace cinco años atrás, basta observar por encima las cifras macro para saber que aún no se encuentra el camino hacia un crecimiento sostenido. El año pasado el país cerró con un incremento en su economía del 1 %. Para este año, la Cepal y el FMI esperan un crecimiento entre 0,9 % y 0,7 %, respectivamente, visualizando un panorama económico todavía complejo.

En medio de este laberinto, hay sectores que deben encontrar la forma de sobreponerse a las adversidades. La construcción es un buen ejemplo, ya que después de varios años de un crecimiento importante, tuvo que atravesar por un período de recesión profunda, entre 2015 y 2017, para volver a crecer nuevamente en 2018 con cifras al tercer trimestre de 1,2 %.

La construcción es un sector vital para Ecuador, pues es la responsable de generar uno de los valores agregados más importantes en la economía local, con un aporte del 11,6 % del PIB del país, y el 8 % del total de ingresos de las empresas nacionales.

Las reducciones progresivas de la inversión pública impactaron al sector y sus proyecciones. No obstante, el Estado, a través del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS), colocará durante este año USD 900 millones para crédito hipotecarios, que significaría un total de 20.044 operaciones financieras.

Pese al crecimiento, los desafíos del sector no han desaparecido, ya que para sostener este desempeño, requiere que se mantenga la liquidez y el crédito en la economía, y que la inversión pública en proyectos constructivos no sufra un recorte muy significativo.

De esta forma, el programa de vivienda de interés social y público Pro Hábitat, del Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE), otorga créditos de hasta USD 90.000, con un interés del 6 % hasta 15 años plazo y 36 meses de gracia. De su lado, la CFN oferta créditos para constructores en general, con tasas de interés desde 5,5 % hasta cinco años plazo. Asimismo, el Banco del Pacífico reportó que durante 2018 los préstamos para construcción aumentaron en un 68 % en comparación a 2017.

En ese sentido, las inversiones y estrategias que desarrollen las grandes empresas constructoras serán vitales para que el sector pueda mantenerse con datos de crecimiento hasta fin de año.

Conscientes de este panorama, Mundo Constructor, bajo la premisa de reconocer la labor de las empresas del sector de la construcción presenta su especial Constructoras más destacadas 2019, donde se repasan a las compañías más relevantes del sector en Ecuador.

Determinar una lista de estas características es tarea difícil debido a la creación de fideicomisos para cada proyecto, por lo cual, Mundo Constructor realizó un cruce de información entre Superintendencia de Compañías (período 2017) y un estudio de mercado en el que participaron representantes de constructoras, gremios y proveedores del sector de la construcción.

A continuación, lo invitamos a conocer algunas de las constructoras de infraestructura e inmobiliarias más destacadas del mercado ecuatoriano. 

Fuente: José Guaygua Salinas, Periodista Mundo Constructor

Fotografía: 123RF

No Comments

Post A Comment