La necesidad de una Nueva Agenda Urbana

 

El mundo se ha urbanizado de forma acelerada y en algunas regiones a un ritmo sin precedentes. Se estima que hacia el año 2050, siete de cada 10 personas vivirán en áreas urbanas1. La urbanización constituye una de las tendencias más transformadoras del siglo XXI, que por un lado ha intensificado los desafíos espaciales, demográficos, medioambientales y sociales. Por otro lado, la urbanización se ha convertido en una fuerza transformadora y una herramienta para el desarrollo, cuando está bien planificada2.

 

En este contexto, las ciudades han venido a ser instrumentos para el desarrollo económico, social y del desarrollo humano; ya que atraen inversión y crean riqueza, y las autoridades locales son actores prominentes con influencia regional y global. Hacia 2050, se estima que la economía mundial estará concentrada en 40 o 50 mega-ciudades en las que habitarán la mayor parte de la población mundial y en donde se generará el desarrollo económico3.

 

La urbanización y la ciudad misma presentan oportunidades y soluciones a desafíos actuales, constituyéndolos una herramienta poderosa para avanzar hacia el desarrollo humano sostenible. Sin embargo, hay mucho por hacer ya que todavía existen más de 827,6 millones de personas viviendo en asentamientos informales4 y alrededor de 2,5 billones de personas no tienen acceso a saneamiento. Alrededor de 515 millones de los jóvenes en el mundo viven con menos de dos dólares al día5 y 100 millones están desempleados6. Las mujeres siguen en posición de desventaja en términos de acceso a oportunidades y empleo.

 

Los desafíos actuales y emergentes, así como las oportunidades que presenta la urbanización requieren de un nuevo paradigma de desarrollo y de un nuevo modelo en donde la urbanización y el desarrollo se refuerzan mutuamente y son cruciales para la sostenibilidad.

 

La Nueva Agenda Urbana (NAU) —que será adoptada en Quito durante la Conferencia HABITAT III— tiene por objetivo proponer un nuevo paradigma de desarrollo en el que la urbanización es entendida como una oportunidad y una fuerza dinámica y crítica para dar un salto hacia el desarrollo. Además, la NAU propone reafirmar un compromiso global hacia el desarrollo urbano sostenible. Esta agenda busca contribuir a maximizar el poder transformativo de la urbanización en apoyo al desarrollo y prosperidad global.

 

La Conferencia HABITAT III representa una oportunidad en un momento crítico de la humanidad para repensar el desarrollo de las ciudades y trabajar en conjunto —gobiernos, sociedad civil, sector privado, academia, organizaciones internacionales— hacia la implementación de acciones que aseguren el bienestar y los derechos de la humanidad, así como la sostenibilidad ambiental.

 

Fuente: Rumbo a Habitat III

 

Notas al Pie
1. UNDESA. 2014 revision of the World Urbanization Prospects.
2. UN-Habitat. World Cities Report 2016
3. Parag Khanna (2016). Connectography. Mapping the Future of Global Civilization.
4. UN-Habitat. State of the World’s Cities 2010/2011, March, 2010
5. UNICEF. 2010 Global Report: Evaluation of UNICEF’s Programme and Work in Relation to Adolescents and the Participation of Children and Young People.
6. World Economic Forum. Addressing the 100 million youth challenge – Perspectives on Youth Employment in the Arab World 2012.
No Comments

Post A Comment