Ferretero/ Fuente: Shutterstock

La importancia del control de inventarios en el sector ferretero

EL CONTROL DEL INVENTARIO ES UN ELEMENTO MUY IMPORTANTE PARA EL DESARROLLO, TANTO EN LAS GRANDES EMPRESAS COMO EN LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS. UNA MALA ADMINISTRACIÓN PUEDE SER LA CULPABLE DE GENERAR CLIENTES DESCONTENTOS POR EL NO CUMPLIMIENTO DE LA DEMANDA, ADEMÁS DE OCASIONAR PROBLEMAS FINANCIEROS QUE PUEDEN LLEVAR AL NEGOCIO A LA QUIEBRA.

Ferretero/ Fuente: Shutterstock

Parece obvio que una buena gerencia de inventario es de suma importancia para la empresa ya que desempeña una función vital: proveer a la compañía de materiales suficientes para que ésta pueda continuar su funcionamiento dentro del mercado.

Los inventarios incluyen materia prima, productos en proceso y terminados, mercancías para la venta y materiales y repuestos para ser consumidos en la producción de bienes fabricados o usados en la prestación de servicios.

Se puede decir que el inventario es capital en forma de material, ya que éste tiene un valor para los negocios, sobre todo para aquellos que se dedican a la venta de productos. Es por esto que es de suma importancia, ya que permite a la empresa cumplir con la demanda y competir dentro del mercado.

El reto de administrar un inventario está en decidir cuánto se necesita para cumplir con los requerimientos del mercado, lo que implica decidir qué cantidad se necesita, cuándo se deben colocar los nuevos pedidos y recibir, almacenar y llevar el registro de dicho inventario, ya que el objetivo primordial será mantener los costos bajos y los suficientes productos terminados para las ventas.

Basándose en todas estas premisas, se llega a la conclusión de que es necesario contar con un sistema automatizado que le permita al ferretero llevar un control continuo y actualizado del inventario, los pedidos realizados y las ventas de los productos.

Mantener el inventario actualizado conlleva un gran esfuerzo, sin embargo, le facilitará al propietario la información necesaria para desarrollar la actividad comercial de forma adecuada y ofrecer un mejor servicio al cliente. Otro aspecto clave en la adecuada gestión de inventarios es que le permitirá al propietario conocer en todo momento si se dispone o no del producto y gestionar de forma rápida con los proveedores los pedidos de reposición del material que se ha agotado.

FORMAS DE REALIZAR UN INVENTARIO ADECUADO

Hacer un inventario es más fácil de lo que parece y es recomendable tener un alto nivel de rigor y constancia. A continuación, seis pautas para realizario correctamente:

1. Saber con qué recursos tecnológicos se cuenta para efectuar el recuento. El mismo se puede realizar de forma manual o electrónica mediante terminal lector o PDA, etc., que facilita el recuento al momento de finalizar el proceso.

2. El inventario se puede hacer general, parcial o progresivo.

Inventario general: consiste en cerrar o no, el establecimiento comercial por unos días para realizar el conteo del material de una sola vez con los recursos que se tiene.

Inventario parcial: el recuento de los artículos se realiza por departamentos, secciones, zonas o pasillos y no necesariamente el mismo día, determinando el volumen que se requiere inventariar en ese preciso momento.

Inventario progresivo: es como una especie de carrusel donde el conteo de los artículos empieza por una sección y continúa con el resto del almacén. Este es un proceso constante de todos los meses. Esto facilita el conocimiento de los stocks en momentos precisos y representa una forma más fácil de efectuar el inventario, pues la afectación de la tienda es menor, disponiendo de una información precisa en periodos que no son necesariamente en años naturales.

3. La calidad de la información al momento de realizar un inventario es vital, ya que contar los artículos sin rigor o precisión, no servirá de nada. Por ello, es fundamental que la información que se recoja sea lo más precisa posible y se migre inmediatamente al sistema informático, para que no se generen retrasos en los procesos de venta y cobro a clientes.

4. Es recomendable, mientras se procede al recuento, limitar la venta de los productos de la zona o sección que se está inventariando. Por ello, hay que valorar la importancia de hacer inventarios en fechas fijas, previamente establecidas y con los recursos necesarios.

5. Una vez procesada la información en el sistema informático, también se deben tomar en cuenta los artículos que están físicamente, pero no de forma óptima para la venta, para que sean abonados y recogidos por los proveedores o bien darlos de baja. En un pedido, los productos que están en tránsito de devolución o de recogida por parte de un cliente o de un proveedor deberán contabilizarse igualmente dependiendo de la situación en que se encuentren: si es un pedido cliente y no se ha facturado, o si es una reserva de servicio.

La tranquilidad y facilidad que le dará al ferretero tener una buena información de sus stocks, lo ayudará a vender más y mejor y, al mismo tiempo, le dará una visión más global de su ferretería. El propietario deberá optar por el sistema que sea más adecuado dentro de los muchos disponibles y empezar a contar, uno por uno, todos los artículos existentes, sean por unidad de venta, por metros cuadros, por kilos o por litros. Por ello, es necesario conocerlo todo, saber la cantidad que se tiene de cada producto y la rotación que genera a fin de adoptar las medidas que se precisen antes de que sean obligadas.

Conoce todas las innovaciones del sector ferretero en las Ferro Capacitaciones Guayaquil, inscríbete aquí:

Fotografía: Shutterstock

Fuente: Noray

No Comments

Post A Comment