La belleza que perdura de los edificios patrimoniales

Los atractivos de la parte antigua de la ciudad, extendida desde el pie de El Panecillo hasta el parque de La Alameda, no se limitan a las emblemáticas iglesias y plazas que aparecen en las postales del Centro Histórico de Quito.

 

A lo largo de sus angostas calles es posible encontrar verdaderas joyas arquitectónicas que para muchos pasan desapercibidas, pero que han sobrevivido al paso del tiempo y al progreso económico mal entendido.

 

En la intersección de las calles Venezuela y Mejía, por ejemplo, se pueden admirar los complejos adornos en piedra de lo que fue el Antiguo Círculo Militar, un poco más imponente -incluso- que el edificio donde funciona el Museo Numismático, entre las avenidas Sucre y García Moreno.

 

Mientras en la Cuenca, entre Mideros y Chile, lugar por el cual a diario miles de personas acuden a los populares centros comerciales del ahorro, pocos transeúntes advierten que allí está ubicado el inmueble donde funciona la Real Academia Ecuatoriana de la Lengua.

 

Casa de los Presidentes

 

 

Situada entre las calles Mejía y Guayaquil, fue adquirida en 1928 por el Gobierno de Isidro Ayora para destinarla como vivienda de los primeros mandatarios del país y con tal fin fue ocupada hasta 1937.

 

El historiador y genealogista ecuatoriano Fernando Jurado Noboa asegura que esta fue arreglada y equipada con valiosos muebles antiguos y que Ayora la habitó cuando asumió como mandatario el 6 de marzo de 1929.

 

Allí también moraron Velasco Ibarra (1933), Antonio Pons (1935) y Federico Páez (1935-1937).

 

Antiguo Círculo Militar

 

 

En 1917, el Círculo Militar encargó al arquitecto italiano Francisco Durini el diseño y la realización de su sede. La edificación fue inaugurada en 1926, pero recién, en 1936, concluyeron los trabajos de su construcción.

 

En la elaboración de su fachada se utilizaron por primera vez en la ‘Carita de Dios’ piedras traídas de las canteras cercanas a Latacunga.

 

Hasta 1959, este inmueble fue sede de importantes eventos y reuniones sociales, culturales y militares, tanto del Gobierno como de embajadas acreditadas en el país.

 

 

Museo Numismático

 

 

Esta imponente edificación de estilo neoclásico fue la primera sede del Banco Central del Ecuador entre 1927 y 1967. Es una de las construcciones emblemáticas del arquitecto italiano Francisco Durini. También funcionó allí, durante 10 años, la Biblioteca Nacional del Ecuador Eugenio Espejo.

 

Teatro Bolívar

 

 

Con la intención de proveer a la capital de una gran sala de cine y teatro, en 1931, dos empresarios quiteños impulsaron la edificación del Teatro Bolívar.

En 1933 se inauguró con el estreno de la película ‘El signo de la cruz’, del director norteamericano Cecil B DeMille, uno de los de mayor fama y éxito de la época.

Con una capacidad original para 2.400 espectadores, luego del incendio de 1999, esta quedó reducida a 750 butacas.

 

Centro Cultural Metropolitano

 

 

Es una de las edificaciones monumentales que valieron para que en 1978 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) otorgara a la urbe el título de Primer Patrimonio de la Humanidad.

 

El Centro ocupa dos edificios de larga historia: el de la antigua Universidad Central y el del antiguo Cuartel de la Real Audiencia de Quito. El conjunto arquitectónico abarca 13.000 m2 y está dentro de la manzana que perteneció a la Compañía de Jesús hasta su expulsión en 1767.

 

 

Casa de la Academia Ecuatoriana de la Lengua

 

 

Se estableció el 15 de octubre de 1874, siendo la segunda en su género en América Latina. Algunos historiadores afirman que probablemente en 1894 la Academia ocupaba la casa que aún le pertenece y donde funcionó hasta mediados de la década de 1980. Luego de esto, funcionó también en este recinto el Conservatorio Nacional de Música.

 

Fuente: La Hora

 

También te puede interesar: Proyectos de infraestructura generan oportunidades y beneficios a las comunidades.

 

 

No Comments

Post A Comment