Juan Francisco Hidalgo, CEO de Constructora Hidalgo e Hidalgo S.A./ Fotografía: Pablo Rodríguez

Juan Francisco Hidalgo, CEO de Hidalgo e Hidalgo S.A.

EN EL MEDIO, ESCUCHAR EL NOMBRE DE HIDALGO E HIDALGO ES PENSAR EN UNA EMPRESA QUE HA SIDO RESPONSABLE DE CONSTRUIR GRAN PARTE DE LA COLUMNA VERTEBRAL DE ECUADOR, EN CUANTO A VÍAS Y RIEGO SE REFIERE.

Juan Francisco Hidalgo, CEO de Constructora Hidalgo e Hidalgo S.A./ Fotografía: Pablo Rodríguez

“A lo largo de mi trayectoria aprendí que a las empresas no las construyen las máquinas, sino las personas” Ing. Juan Francisco Hidalgo.

La persona quien dirije a este gigante de la construcción es el ingeniero Juan Francisco Hidalgo. Mundo Constructor conversó con él en sus oficinas en Quito, para conocer de cerca los retos, oportunidades y satisfacciones que le han llevado a posicionarse como uno de los personajes más influyentes de la industria de la construcción ecuatoriana y latinoamericana.

Su vida, desde que tiene uso de razón, estuvo destinada a la edificación de magnas obras. Su padre fue Julio Hidalgo González, un eminente y reconocido ingeniero civil lojano (1925-2005), quien inició HeH en 1969.

El primer acercamiento de Juan Francisco al mundo de las obras a gran escala se dio en los años setenta. La Texaco Petroleum Company había contratado la construcción de la carretera paralela al Oleoducto Transecuatoriano. Y HeH ganó la licitación. El objetivo era levantar la infraestructura y los caminos de acceso a las estaciones de bombeo de Lumbaquí y a los pozos petroleros de Lago Agrio, Coca, Shushufindi y Aguarico.

Esa proeza inició con 30 helicópteros Bell 204 transportando personal y 300 maquinarias desarmadas hasta el volcán Reventador. Entre los ocupantes estaba Juan Francisco, quien vivió su ‘Vietnam local’, pues esas aeronaves fueron muy utilizadas en esa afamada guerra. La adrenalina de volar con las puertas de la nave abiertas es indescriptible, recuerda con entusiasmo.

Tras recibir una formación estricta y rigurosa en el Colegio Brasil, viajó en 1972 a Washington (Estados Unidos) para ingresar a la Catholic University of America, donde se graduó de ingeniero civil. Más tarde, en esa misma ciudad realizó el postgrado de Ingeniería en Gerencia de Construcción, en la prestigiosa Universidad George Washington.

De regreso a Ecuador trajo valiosas prácticas consigo. Valorar al ser humano por el aprendizaje desde sus errores, fue un precepto que aplicó. La forma de dirigir su firma es que “a las empresas no las construyen las máquinas, sino las personas”. Toda una realidad, año a año HeH, especialista en construcción y gerencia de infraestructura, organiza sus Jornadas Deportivas, donde interactúa todo el personal.

El salto al extranjero inició en 2004. La reducción del mercado local obligó a buscar nuevos horizontes. Perú fue el primero, ahora en ese país cuentan con 4.000 colaboradores, muchos de ellos ecuatorianos. Se fueron sumando otras naciones como Colombia, Honduras, El Salvador, Bolivia y Paraguay.

Entre las ciudades de Lima e Ica construyeron una carretera de 300 km, que redujo el tiempo de viaje de cuatro horas y media a apenas dos. Actualmente, son concesionarios de esa carretera, en la que mantienen varios peajes. En la capital colombiana, Bogotá, HeH se encarga de la recolección de basura.

Ese esplendor no ha hecho que Juan Francisco despegue los pies del piso. Con modestia recuerda las obras que marcaron su carrera. En la construcción de la vía que une Cuenca-Machala aprendió a cortar a la perfección en roca. Era el año de 1974 y esa técnica no era fácil. La carretera Ibarra-San Lorenzo (1990) la hizo apoyado en el ferrocarril, en este transportaban maquinaria y personal. La vía cruza el Cañón del Mira y lo más importante, no dañaron ni un solo tramo ferroviario.

En medio de todas esas obras, tomó gusto por el ecuavolley, carrera que se truncó hace 15 años por una lesión de tobillo. En el tenis no le va mal y ha ganado varias medallas en categoría sénior. Pero, su gran pasión son los caballos de paso, su fuerza, tenacidad y seguridad lo cautivan. Valores con los que, sin duda, HeH ha llegado a ser, sin presunciones, una de las constructoras más sólidas de Latinoamérica.

Estadísticas del constructor en cifras/ Fuente: Mundo Constructor

Fuente: José Guaygua Salinas

Fotografía: Pablo Rodríguez

3 Comments
  • Julio César Granja Guerrero
    Posted at 18:05h, 11 September Reply

    Gracias Ing. Juan como le llamábamos por la oportunidad de haber sido parte de su empresa, que gusto que la labor que allí se realiza siga dando los frutos deseados, y como dice la canción DE TIERRAS LOJANAS VENIDO ERES CON EL ALMA DE GRAN TRABAJADOR A AYUDAR A MUCHOS HOGARES Y HACER PROGRESAR AL ECUADOR, Orgulloso de ser parte de esa estirpe indomable de trabajadores.

  • María fernanda GURUMENDI RUIZ
    Posted at 21:54h, 11 September Reply

    Exelente hombre que edifico su vida sirviendo al mundo

  • HENRRY AREVALO
    Posted at 22:40h, 30 September Reply

    UN GRAN INGENIERO QUE ESTUBO AL MANDO DE TANTA GENTE Y MAQUINARIA QUE LA HIZO QUE TRABAJARA HASTA EL ULTIMO INSTANTE LO MEJOR DE ECUADOR Y LOJA PARA EL MUNDO.

Post A Comment