Japonés Shigeru Ban se pone ‘manos a la obra’ en Ecuador

 

El japonés Shigeru Ban, ganador del premio Pritzker y conocido como 'el arquitecto de los terremotos' por sus novedosos diseños de casas provisionales, visitó Ecuador y prepara una propuesta, que piensa aplicar en las áreas afectadas por el potente sismo que azotó el país.

 

Ban recorrió l las ciudades de Manta y Portoviejo, en la provincia de Manabí, la más destruidas por el terremoto de magnitud 7.8.

 

Por la tarde, el famoso arquitecto nipón pronunció una conferencia magistral en el coliseo Rumiñahui de Quito, ante miles de personas -entre estudiantes, académicos y empresarios del sector inmobiliario- sobre su experiencia profesional en zonas de desastre. Su ponencia formó parte también de la XX Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito, que se realiza en la capital y que, por la coyuntura, incluyó un capítulo sobre el diseño en entornos afectados por terremotos.

 

El Colegio de Arquitectos de Ecuador (CAE), organizador del encuentro, destacó la presencia de Ban, que visita Ecuador de manera voluntaria y que, tan pronto se enteró del sismo, decidió acudir en su ayuda. Este profesional ha colaborado con el diseño de viviendas temporales en varios países azotados por terremotos como Japón, Turquía, India, Sri Lanka, China, Haití, Italia, Nueva Zelanda y Filipinas.

 

En el 2014 fue galardonado con el premio Pritzker por sus diseños elegantes e innovadores. También es reconocido por el uso de materiales alternativos y resistentes como tubos de cartón reciclado en columnas, paredes y vigas; además de ser elementos baratos y fáciles de transportar. El arquitecto propuso la idea de usar materiales propios de las zonas de desastres para la construcción de albergues temporales, aunque, tras hacer un recorrido por sus proyectos en todo el mundo, destacó las ventajas de los cilindros de cartón.

 

Para él, soluciones de viviendas temporales construidas en Filipinas por él podrían servir de base para albergues en las zonas devastadas por el terremoto en Ecuador, aunque precisó que esas son sólo ideas que las afinará para luego.

 

Mostró un diseño de vivienda tentativa, pero remarcó que eso lo estudiará a fondo para elaborar una solución que se pueda aplicar en Ecuador, con los propios afectados y con materiales disponibles en la región.

 

Lo esencial, en su opinión, es dar a los damnificados viviendas dignas y confortables, pero temporales; mientras los Estados reconstruyen las definitivas, que en el caso ecuatoriano podrían tardar años, según las autoridades.

 

Una acción coordinada entre las universidades, estudiantes, académicos, profesionales de la construcción, empresas privadas y las autoridades locales permitirá llevar a cabo el proyecto de Ban, que también debe determinar espacios y procesos -incluso legales- para llevar adelante la tarea.

 

De su lado, Handel Guayasamín, presidente del Colegio de Arquitectos de Ecuador, indicó que de entre las lecciones del terremoto se extrae que las edificaciones en las áreas afectadas no cumplieron con los controles e inspecciones adecuadas, lo que contribuyó en la destrucción causada por el sismo.

 

El uso de ciertos materiales de construcción debe estar relacionado con los suelos y otros factores del entorno, indicó el arquitecto ecuatoriano al señalar como ejemplo que no es adecuado utilizar hormigón en suelos endebles.

 

En el país "hay que lograr reemplazar (ese tipo de edificaciones) por la construcción más sismorresistente", así como hacer un esfuerzo por recuperar "una arquitectura contextualizada, un urbanismo que tenga relación con los sitios", sostuvo.

 

Según Guayasamín, se debería "aprovechar esta coyuntura para mejorar estas comunidades" y dijo que el Colegio de Arquitectos ha sido convocado por el Ministerio de Vivienda para "establecer un equipo de asesoramiento en planificación" en varios campos como el de definición del área territorial, el diseño urbano y el de programas de vivienda".

 

Fuente: El Comercio 

No Comments

Post A Comment