Ruta Viva/ Fuente: MINTUR

Infraestructura para la integración de América Latina

Logo Banco de Desarrollo de América Latina

Si preguntamos a los ministros de economía latinoamericanos qué debe hacer la región para ser más competitiva a nivel global, es muy probable que obtengamos la misma respuesta: invertir más y mejor en infraestructura, corredores logísticos e integración regional. Esto, explicarían, se debe a que los proyectos de infraestructura tienen la capacidad de reducir los costos logísticos y de dinamizar la productividad. El detalle está en qué proyectos deben priorizarse, especialmente porque cada país tiene intereses y realidades particulares, y porque en la última década, los niveles de inversión en infraestructura no superaron el 3% del PIB anual, cuando deberían estar cerca del 5% para cerrar las brechas que nos separan de las economías más avanzadas.

No se trata únicamente de crear infraestructuras y corredores logísticos para tener conexiones físicas, sino de que estas sean funcionales e integren diversos ámbitos de desarrollo, como clústeres productivos, ejes de interconexión, áreas metropolitanas o puertos.

Históricamente ha sido difícil construir los consensos necesarios para desarrollar grandes proyectos de infraestructura de integración regional. Pero lo que hoy todos los actores tienen claro es que sin un stock de infraestructura apropiado, difícilmente se pueden implementar políticas de desarrollo social eficaces, ni alcanzar índices de crecimiento económico sostenido. Así lo analizaron los ministros de Economía, Finanzas y de Planificación, representantes del sector privado y expertos de América Latina y España durante la Conferencia CAF: Infraestructura para la Integración de América Latina realizada en Madrid, España en el mes de julio.

Ruta Viva/ Fuente: MINTUR

409 proyectos por ejecutar de la cartera de integración de infraestructura en América del Sur. 

Durante la Conferencia, se analizaron las oportunidades para la integración latinoamericana a través del desarrollo de infraestructura en sectores estratégicos. Así, en temas de inversión, las oportunidades identificadas para la próxima década ascienden a USD 4.500 miles de millones; solo en los sectores de transporte y telecomunicaciones existe un conjunto de proyectos y programas a ejecutarse en los siguientes 10 años, conformado por 22 iniciativas, cuyo monto acumulado de inversión suma USD 117.850 millones.

Otra gran oportunidad de inversión son los 409 proyectos por ejecutar de la cartera de integración de infraestructura en América del Sur, por un total de USD 150.405 millones en los sectores de transporte, telecomunicaciones y energía. Además, hacia 2040 se estima que en dos sectores clave como el portuario y aeroportuario, la región tiene necesidad de invertir USD 55.000 millones y USD 53.000 millones respectivamente.

Además, actualmente existe una apuesta global por la funcionalidad de los corredores de integración con un enfoque centrado en el desempeño logístico sistémico y en la aplicación avanzada de nuevas tecnologías e innovación; lo que ha permitido generar soluciones eficientes en Canadá y países de Asia Central, entre otros. En este sentido, CAF propone un trabajo focalizado en Corredores Logísticos de Integración (CLI), que puede ser el gran dinamizador de la integración física y funcional de la infraestructura, con el objetivo de impulsar la competitividad de los países de América Latina.

En esa línea, es necesario propiciar un salto evolutivo en el entendimiento de la agenda de infraestructura de integración regional, transitando desde un ‘paradigma unidimensional’ centrado en integración física, hacia un ‘paradigma multidimensional’ de integración física y funcional. Este enfoque funcional debe englobar intervenciones sistémicas —infraestructura, servicios, gobernanza— sobre CLI que articulen diversos ámbitos de desarrollo como clústeres productivos, ejes de interconexión, pasos fronterizos, áreas metropolitanas y puertos, entre otros.

Fuente: CAF

Fotografía: MINTUR

No Comments

Post A Comment