Construcción comunitaria/ Fotografía: Shutterstock

Hand Over, construcción al servicio del desarrollo comunitario

Construcción comunitaria/ Fotografía: Shutterstock

Radwa Rostom, una ex estudiante de ingeniería civil de la Universidad Ain Shams del Cairo, creó un emprendimiento para mejorar la calidad de vida de hogares egipcios, a través de la construcción y rehabilitación de residencias asequibles.

Un tiempo después de finalizar sus estudios, Rostom fundó Hand Over, una empresa social egipcia que integra la construcción con el desarrollo comunitario. “Mi sueño siempre fue construir viviendas humanas para poblaciones marginales, hogares que se edifiquen con materiales ecológicos”, explica Rostom. 

Hand Over emplea el sistema de construcción de tierra cruda, método que utiliza grava, lodo, arena y pequeñas cantidades de cemento, para cimentar hogares amigables con el medio ambiente. Con este proceso, Rostom construye casas y edificios comunitarios con estilos arquitectónicos egipcios tradicionales, que además minimizan su calor y humedad, optimizando el consumo energético.

“Nuestro método reduce la necesidad de aire acondicionado, ventilación o calefacción, minimizando el consumo de electricidad. Por ejemplo, las paredes que construimos suelen tener 40 cm de espesor”, explica Abdullah Mekkawi, arquitecto y supervisor de Hand Over.

El primer proyecto de la empresa se realizó en el barrio de Ezbet Abu Qarn, localidad donde la compañía identificó a las familias más desfavorecidas y a las viviendas que necesitaban reconstrucción. “Muchas personas se negaban. Tenían miedo de vivir en nuestras casas porque parecían simples, e inusuales”, comenta Rostom”. Sin embargo, una familia accedió a transformar su hogar. Años después, esta casa sigue en buenas condiciones. “Si tocas las paredes, están frías, a pesar de que hace 40 grados afuera”, menciona su dueño Ahmed Abdul Raada. 

Frecuentemente, la empresa trabaja con organismos no gubernamentales o grupos de personas voluntarias. Este fue el caso de su proyecto en la aldea de Wadi Gharba, una zona donde la institución construyó una clínica con la ayuda de varios médicos voluntarios. 

Desde sus comienzos, la institución ha optado por capacitar a estudiantes de arquitectura e ingeniería civil, para que trabajen de manera optativa. Se estima que gracias a la acción de esta organización, más de 1.000 personas, entre estudiantes y hogares desfavorecidos, se han beneficiado. 

Actualmente, Hand Over trabaja en la construcción de edificios administrativos y oficinas de servicios en el protectorado de Abu Galum en Dahab, en el sur de Sinaí.

Fuente: El País

Fotografía: Shutterstock

No Comments

Post A Comment