Futurismo, un ícono con “onda”

 

El inmueble costó USD140 millones y es la sede de la nueva Escuela de Negocios de la Universidad Tecnológica de Sídney (UTS). Promete ser en el nuevo ícono de la ciudad.

 

El edificio ha captado la atención mundial por ser ondulante. Según su arquitecto, Frank Gehry, está inspirado en la estructura de una casa de árbol. Gehry ganó el premio Pritzker (1989) y el Príncipe de Asturias (2014). El Dr. Chau Chak Wing es su primer edificio en Australia y ha llamado la atención por su estética, pero también por su rareza. El gobernador general de Australia, Peter Cosgrove, lo calificó como la “más hermosa bolsa de papel arrugada”.

 

El edificio tiene una fachada ondulante recubierta de láminas de vidrio -que reflejan las construcciones aledañas-, una sola columna recta y su ángulo más agudo es de 72 grados. El interior del inmueble fue ideado bajo el concepto de que “todo puede ser manipulado según la necesidad”, tendencia contraria al hecho de concebir a las construcciones como algo permanente.

 

Algunas salas de clases son ovaladas, de forma que el profesor está en el centro y los alumnos en el borde. Las paredes lisas y de madera tienen ángulos que sobresalen y que son iluminadas por abundante luz. El inmueble también cuenta con espacios de descanso dominados por una escalera flanqueada, hecha de un material arrugado, que refleja las imágenes a manera de espejo.

 

Gehry explicó que buscó humanizar el paisaje urbano con su creación, inspirada en artistas del Renacimiento. Este arquitecto también es autor de edificios como el Museo Aeroespacial de California, el auditorio Walt Disney de Los Ángeles y la Casa de Invitados Winto de Wayzata, de Minessota.
 

 

 

No Comments

Post A Comment