Fachadas de tela: ligereza y translucidez mediante cerramientos textiles

Ya sean de fibras naturales o sintéticas, los textiles han sido utilizados en la arquitectura desde tiempos remotos. Sin embargo, su aplicación a gran escala fue impulsada recién tras el advenimiento de la industrialización y el avance tecnológico.

➤ Ver también: ¿Cómo la pandemia ha impulsado la creatividad?

Comúnmente han sido utilizadas como envolventes para componer tensoestructuras y dar forma a diversas construcciones temporales como circos, pabellones y refugios de emergencia -por su capacidad de montaje y desmontaje-.

Las múltiples ventajas como su ligereza, su capacidad de absorción acústica y su facultad para filtrar y controlar el ingreso de luz natural, otorgar privacidad y colaborar en el control térmico han generado, sin embargo, que su aplicación exceda el campo de la arquitectura efímera o temporal, utilizándose a lo largo del mundo en proyectos que van desde viviendas hasta centros de exposición. 

Su comportamiento ambiguo frente a la luz, además, le aporta a las obras una expresividad dual, otorgándole a las mismas la capacidad de que sus fachadas varíen según la hora y los contrastes lumínicos: durante el día, la cantidad de luz exterior genera que los textiles se comporten como un material opaco, mientras que, por la noche, la presencia de luz en los interiores y la ausencia de luz natural exterior genera que el edificio se encienda como una linterna, ofreciéndole a la ciudad una imagen velada de los interiores.

Para ilustrar algunos ejemplos de composición de fachadas mediante elementos textiles, presentamos a continuación una selección de tres proyectos arquitectónicos ubicados en diversas partes del mundo que aprovechan la capacidad translúcida de la tela para generar frentes variables:

Edificio de viviendas Sucre 812 

Ubicación: Argentina (Buenos Aires)

Año: 2020

Edificio Comercial Integral Iluminación

Ubicación: Ecuador (Guayaquil)

Año: 2014

Parque Científico Tecnológico “Magical” 

Ubicación: España (Cataluña)

Año: 2011

No Comments

Post A Comment