EXPOMILÁN 2015 Ecuador se muestra al mundo

 

Desde el 2008, esta vitrina se realiza en Milán, Italia. La feria acoge a países y empresas privadas que muestran sus ideas para crear conciencia a nivel mundial. Es un espacio a través del cual las naciones realizan debates, conversatorios, se promocionan y cierran acuerdos comerciales.

140 países están reunidos en la ciudad italiana desde el primero de mayo. Ecuador tiene su propio estand, ubicado en un lugar céntrico de la ‘Expo’, con el lema ‘Discover ouR-Evolution’.

 

Según la página web del Ministerio de Comercio Exterior, este eslogan ratifica la idea de “un país megadiverso, de oportunidades, productor privilegiado de alimentos, que añade a su naturaleza el impulso de un proceso de cambio y desarrollo basado en la investigación, el conocimiento y la innovación, y la cultura del Buen Vivir”, una política de Estado ejecutada desde el Gobierno Central.

 

 

Este paradigma se plasma en la estructura arquitectónica del pabellón. La fachada está llena de colores, metáfora del lema ‘ama la vida’. Está inspirada en los tonos y contrastes de los telares tradicionales de las culturas de los pueblos indígenas.

El pabellón ecuatoriano tiene tres pisos y está construido en un área de 800 m2. Su diseño, dirección y gestión estuvo a cargo de la firma española Zorrozua y Asociados.
En la planta baja del estand, una zona de restaurantes da la bienvenida a los visitantes. En esta área también se encuentra un espacio de tiendas en las que se comercializa productos fabricados por manos ecuatorianas.

 

 

Los otros pisos se diseñaron para ser un museo inmersivo. Este espacio es una ventana interactiva para que los visitantes descubran paisajes únicos y productos especiales hechos en el país.
Pero, ¿a qué se refiere el término ‘museo interactivo’? Antes de ingresar a este espacio, un mapa gigante del Ecuador recibe a los invitados. Luego, en una sala oscura, se presentan cuatro proyecciones que muestran la Costa, los Andes, la Amazonía y Galápagos, las cuatro regiones geográficas ecuatorianas.

La interactividad del museo está dada por hologramas en tres dimensiones, que enseñan a los visitantes la gastronomía tradicional ecuatoriana. Gracias a la composición del espacio, los productos ‘flotan’ en el ambiente y su aroma se siente a través de un sistema de odoramas. A su vez, este permite percibir el aroma de lo que se muestra por una animación 3D. El pabellón, que costó USD 10 millones, estará abierto al público en general hasta el 31 de octubre, fecha en que se dará por terminada la ExpoMilán 2015.

 

También te puede interesar: ¿Miedo a las alturas? Una recopilación de las construcciones más altas.

 

 

No Comments

Post A Comment