Estudio de suelos

Estudio de suelos

Un Estudio Geotécnico, conocido como estudio de suelos, es un pilar básico en la construcción de obras civiles, este concepto incluye, no solamente la mecánica de suelos, sino, geología, mecánica de rocas e hidráulica. César Landázuri, gerente general de Geosuelos Ingenieros Consultores, explica que en ocasiones no se analiza las consecuencias de realizar un Estudio Geotécnico sub estándar, nada más por cumplir requisitos normativos.

Investigación de campo

Basada en la Prueba de Penetración Estándar (SPT), actualmente, se la hace con martillos automáticos, con contador de golpes electrónico, lo cual uniformiza la energía de hincado y reduce las variaciones causadas por el operador. Además, se utiliza en el país sistemas de medición de energía basados en acelerómetros y galgas extensiométricas para estudios sísmicos, de acuerdo con la norma ASTM D6066.

Existen otras tecnologías disponibles en cuanto a la determinación de propiedades geomecánicas in situ:

  • Penetrómetros Dinámicos

  • Piezoconos

  • Presiómetro de Menard PMT

  • Ficómetro

  • Instrumentación en general

Pruebas de Laboratorio

En este ámbito se efectuan pruebas cada vez más complejas, que simulan de mejor manera las condiciones de esfuerzos de los suelos. Varios laboratorios hacen ensayos triaxiales en condiciones CIU o CD, consolidómetros con control de deformación unitaria, triaxiales cíclicos, entre otros. Todos estos equipos permiten reducir la incertidumbre en las medidas.

Análisis Geotécnico

Se realiza con ayuda de computadores, que permiten usar ecuaciones constitutivas más complejas. El problema de la mecánica del medio continuo se resuelve con ayuda del método de elementos finitos. Las ecuaciones constitutivas utilizadas incluyen, no solamente el comportamiento de esfuerzo-deformación no lineal, sino también, la variación de las propiedades de los suelos ya sea endureciéndose por efecto de la consolidación, o decreciendo debido a la movilidad cíclica, aclara Landázuri.

El análisis geotécnico debe incluir dos tipos de restricciones:

  • Límite de servicio: evalúa las deformaciones máximas tolerables que puede soportar una estructura, ya sea como consecuencia de asentamientos por cargas permanentes, o deformaciones no recuperables durante un sismo

  • Resistencia última o falla: define las condiciones máximas que puede soportar el suelo antes de romperse o fallar.

Otro de los avances relacionados con el Estudio Geotécnico, es la disponibilidad de métodos de mejoramiento de suelos. Entre algunos de estos, que han sido aplicados con éxito en proyectos del país se mencionan:

  • Mejoramiento de suelos por sustitución

  • Refuerzo de suelos con geosintéticos

  • Micropilotes (empotrados o no a la estructura)

  • Columnas de grava compactada

  • Inyecciones

No Comments

Post A Comment