Este proyecto crea vivienda inteligente y transportable

 

MiHAoUZ es un nuevo sistema de viviendas ecológicas, transportables y armables en un día, que emprendió José Mena, un estudiante de arquitectura de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ).

 

El estudiante cuenta que todo se inició en el 2010, cuando trabajaba en temas de reciclaje industrial. En ese entonces, desarrollaba proyectos relacionados con contenedores. Esta iniciativa se detuvo, pero sus ideas migraron en torno a un nuevo sistema de casas. Viajó a EE.UU. en búsqueda de una asesoría en la Universidad de Harvard, donde tenía contacto por la USFQ con una profesora. “Todo estaba en idea, nada en proyecto”, dice Mena.

 

Al regresar a Ecuador, en octubre del 2014, empezó a hablar con las empresas e impulsar acercamientos con las industrias y el sector financiero. Cuenta que, en aquella época, quería comprarse un auto no tan costoso pero se enteró de la serie de trámites y restricciones que tenía. No obstante, supo que había una concesionaria que ofrecía la entrada más baja del mercado (USD 1.500), monto con el que podía acceder a un carro estándar.

 

Mena indica que en ese momento pensó que si había la opción de comprar un auto con una entrada económica, sin tantas limitaciones y con una entrega rápida, podría implementar un diseño de casa que cueste lo mismo que un auto, financiable igual que un bien de consumo y que su entrega sea inmediata. “Fueron mis tres lineamientos para crear y poner en marcha MiHAoUZ”, puntualiza.

 

En enero de este año, escogió la clase de emprendimiento. Ahí incubó este nuevo sistema de unidades habitacionales. “Esta clase me abrió el mundo”, comenta. La cátedra, de tres horas semanales, le ha permitido iniciar con un negocio que beneficiará a industrias, empresas y a la población.

 

El sistema de casas MiHAoUZ contiene los elementos de una vivienda tradicional, señala Mena. Cuenta con características de ahorro en energía y control de desperdicios. El cimiento de la casa es de concreto y sobre esta va una capa de acero. El acero está revestido con paneles llamados ‘formaletas’, que resiste a la humedad y polillas, lo que permite que pueda instalarse en cualquier región del país. Las paredes en el exterior están cubiertas también de ‘formaletas’, tienen aislamiento termoacústico y, por dentro, estarán cubiertas con otro panel.

 

“Con unas placas se fija la vivienda sobre una sedimentación. Cuando el cliente quiera mudarse a otro sector, se sacan los tornillos de las placas y se transporta”, explica Mena. Esta propuesta permite que el cliente decida cómo lucirá su casa y dónde ubicarla. La vivienda está pensada para tener un área de 41m2: tres dormitorios, baño completo, lavandería, cuarto de control, jardinera, espacio social doble altura (sala, cocina, comedor) y muebles con acabados. El cliente puede complementar su casa con paneles solares, electrodomésticos de bajo consumo energético y tanques calentadores de agua.

 

El joven creador agrega que la compañía ofrecerá un nuevo sistema de casa, no hipotecable, sino como un bien de consumo. Sustenta que MiHAoUZ tiene como precedente la vivienda prefabricada que es popular en otros países, por el tiempo de ejecución y su módico costo de pago.

 

Mena destaca que es un buen momento para emprender, pues asume que la gente va a preferir pagar USD 15.000 por una casa lista, con acabados, que puede armarse en un día. Giovanni Rosania, docente y coordinador de Emprendimiento de la USFQ, resalta que desde el primer día de clases de este año, José se destacó por tener claro cómo beneficiar a la ciudadanía con su proyecto. “MiHAoUZ será como una bola de nieve: crecerá. Es un proyecto que se inicia como una alternativa rápida, social y económica para el país”, asegura.

 

Fuente: Revista Líderes

No Comments

Post A Comment