¿Es posible fabricar ladrillos ligeros reciclando colillas de cigarrillos?

Estudiantes de la Escuela de Ingeniería de la Universidad RMIT publicaron un estudio que experimenta con una nueva forma de gestión y reciclaje de residuos.

➤ Ver también:Cinco materiales de construcción ecológicos

Como señalan en su investigación, las colillas de cigarrillos son el elemento de desecho individual más descartado en el mundo, con un estimado de 5.7 billones consumidas en todo el planeta en 2016. Sin embargo, las colillas, en particular sus filtros de acetato de celulosa, pueden ser extremadamente nocivas para el ambiente debido a su escasa biodegradabilidad.

El estudio RMIT se basa en una investigación que experimentó con la adición de colillas de cigarrillos desechadas en ladrillos de arcilla para su uso arquitectónico. En su investigación, los estudiantes encontraron que esta medida reduciría el consumo energético del proceso de producción de ladrillos y que disminuiría su conductividad térmica.

Las colillas de cigarrillos se pueden agregar a los ladrillos mediante tres métodos generales:

  1. Utilizando colillas enteras.
  2. Triturándolas previamente.
  3. Añadiendo arcilla premezclada con una cantidad concentrada de colillas ya incorporadas.

Cada método presenta sus propias ventajas y desventajas. Una vez que se agregan las colillas y comienza el procedimiento de cocción, la adición de las colillas de cigarrillos disminuye la cantidad de energía necesaria para el encendido exitoso de los ladrillos, debido a su alto poder calorífico. Debido a esto, se encontró que si el 2.5 % de los ladrillos producidos anualmente en todo el mundo estuvieran compuestos solo en un 1 % por colillas de cigarrillos, el consumo energético podría disminuir en 20.000 millones de MJ.

Con esta nueva forma de reciclaje implementada, la industria de la fabricación de ladrillos y la industria de la arquitectura en gran medida, podrían beneficiarse significativamente de la reducción del impacto ambiental.

El efecto de este cambio sobre las propiedades de los propios ladrillos varía. En particular, los autores encontraron que cuanto mayor es el contenido de colillas de cigarrillos, menor es la resistencia a la compresión del ladrillo, lo que podría afectar negativamente la eficacia estructural del material. Otro efecto descubierto fue que la correspondiente reducción de densidad aumentó la absorción de agua fría y disminuyó la conductividad térmica de los ladrillos; este último efecto se evaluó positivamente debido a la implicación de un mayor ahorro de energía si se utiliza en estructuras arquitectónicas.

Sin embargo, una preocupación recurrente es el problema de la contaminación bacteriana en las colillas de los cigarrillos, por parte de las personas o del medio ambiente. Por lo tanto, los ladrillos que incorporan colillas de cigarrillos podrían considerarse peligrosos para la salud de los usuarios; de manera similar, se encontró que el compuesto orgánico volátil emitido por las colillas de cigarrillos causa un olor desagradable.

Para remediar el primero, los autores sugirieron procedimientos de esterilización que incluían el uso de naftaleno, ozono, peróxido de hidrógeno, luz ultravioleta o tratamiento con calor húmedo y seco. El estudio explica en detalle los efectos y las desventajas de cada método, así como las consideraciones esenciales para garantizar la seguridad. Con respecto al tema del olor, los autores mencionaron la luz ultravioleta como una solución, pero también reconocieron que se necesitaba más investigación en este tema.

Texto original tomado de Plataforma Arquitectura.

No Comments

Post A Comment