Mujeres constructoras/ Fotografía: Uribe & Schwarzkopf

En Uribe & Schwarzkopf las mujeres van a lo más alto

TOMMY SCHWARZKOPF, NO SOLO ES EL PRESIDENTE DE UNA DE LA CONSTRUCTORAS MÁS GRANDES Y EXITOSAS DE ECUADOR, ES UN PROFESIONAL CON LA SUFICIENTE VISIÓN PARA DARSE CUENTA QUE EN EL PAÍS EL ÚNICO CAMINO PARA ERRADICAR PRÁCTICAS EQUIVOCADAS, ES LA EDUCACIÓN.

Mujer Constructora/ Fotografía: Uribe & Schwarzkopf

Un año atrás, en una de las construcciones de la compañía una mujer fue acosada por los obreros. Esto dio pie a una queja de la afectada y, también, a una iniciativa muy provechosa. Uribe & Schwarzkopf dirigió una campaña interna contra el acoso y la violencia. Alrededor de 600 trabajadores, de 10 proyectos diferentes, entendieron que esa manera de actuar no es normal y debe extinguirse.

Sin embargo, Tommy Schwarzkopf decidió ir más allá. Habitualmente, -recuerda- que las mujeres estuvieron vinculadas a la construcción, pero en labores domésticas. Convencido del potencial de ellas, impulsó la iniciativa ‘Mujeres de Altura’. El objetivo principal es promover la participación del género femenino en la construcción, un hecho anómalo en Ecuador.

El programa está dirigido a mujeres menores de 45 años, en situación de vulnerabilidad. Es decir, que ganen menos del salario básico, sean madres solteras, cabezas de hogar o con educación trunca. Actualmente, en todas las construcciones laboran 7 % de mujeres. Al término de este año planean alcanzar un 10 %. Una realidad que no es nueva en Uribe & Schwarzkopf, ya que 55 % de su personal administrativo es femenino.

La idea es masificar este programa. Una vía para acceder a él es llenar un formulario en línea y la segunda opción es imprimirlo o solicitarlo en las obras, llenarlo y entregarlo en las oficinas de la constructora. Hasta ahora la respuesta es positiva, cerca de 800 mujeres ya están inscritas. Ellas hacen una carrera en la compañía, podrían empezar en limpieza hasta diversificarse en pintura, maestras mayores, supervisoras, brigadistas, entre otras.

Yolanda Vela, madre soltera que ahora es brigadista del proyecto Oh Residencias, empezó hace siete años como peón. Tras solo un año, Uribe & Schwarzkopf notó su capacidad y la formó para evitar accidentes de trabajo en obra. Ahora, no tiene problema en laborar en medio de muchos compañeros y ejercer su voz de mando. Y lo mejor, sin sufrir ataques por su condición de mujer, gracias al respaldo de una constructora que decidió romper un paradigma caduco.

Fuente: José Guaygua

Fotografías: Eduardo Naranjo y Uribe & Schwarzkopf

No Comments

Post A Comment