En Manta se inauguró la nueva zona comercial de Tarqui

 

El centro comercial Nuevo Tarqui, ubicado en la avenida Cultura, en el centro de Manta, es un espacio que acoge a 1.834 comerciantes afectados por el terremoto del pasado 16 de abril.

 

Este centro comercial, que cuenta con más de 1.800 locales divididos por módulos, fue inaugurado. Al evento asistió el presidente Rafael Correa y autoridades nacionales, provinciales y locales.

 

El comerciante Carlos Menéndez trabajó por 15 años en el casco comercial de Tarqui. En el discurso que ofreció en el acto de inauguración recordó la desorganización en la que trabajaban. Había comerciantes ambulantes, las paradas de buses no estaban reguladas, los servicios sanitarios no tenían controles de aseo y no era seguro transitar por las calles de Tarqui, afirmó. “En invierno teníamos que trabajar en el agua porque las alcantarillas colapsaban y todo se inundaba”.

 

El alcalde de Manta, Jorge Zambrano, coincidió en el problema de desorganización que tiene la ciudad. Señaló que el centro comercial ayudará a reordenar la urbe y que será el primer paso para organizar el cantón, tras las afectaciones causadas por el sismo.

 

El nuevo centro comercial está diseñado con parqueaderos, áreas verdes, zonas de entretenimiento y locales comerciales para mayoristas y minoristas. Según Carlos Bernal, secretario técnico del Comité para la Reconstrucción y Reactivación Productiva, el proyecto se construyó en cuatro meses, en el terreno donde antes del terremoto funcionaba el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que fue derrumbado.

 

El Nuevo Tarqui cuenta con 132 locales para carnes y mariscos, 234 para frutas y legumbres, 50 abarroterías, 30 bazares y tiendas, 618 para almacenes de ropa y zapatos 732 para peluquerías, locales de electrónica, papelerías, entre otros.

 

La inversión de la obra es de USD 13 millones. Según el presidente Correa, la Secretaría Nacional de Planificación (Senplades) realizó un estudio sobre las afectaciones que tuvo la zona comercial de Manabí.

 

Allí se determinó que las pérdidas superaban los USD 450 millones. Este proyecto tuvo prioridad al igual que otros para la reconstrucción de mercados en Jama, Portoviejo, entre otros.

 

Fuente: Diario El Comercio
 

No Comments

Post A Comment